Una camioneta de la Policía volcó en la zona sur de la Capital

Alberto Fernández busca reemplazante para Juan Manzur

El presidente despide al tucumano que se va a hacer campaña para volver al Ejecutivo de su provincia. Cristina Kirchner quiere achicar el rol de Alberto.
lunes 30 de enero de 2023
f1456x819-1256953_1427323_5326
f1456x819-1256953_1427323_5326

Alberto Fernández hace días que no contesta los mensajes. Está interesado en bajar la inflación porque sabe que con casi cien puntos de aumento en el costo de vida no hay campaña electoral que sirva, no hay nutriente para un discurso proselitista que tenga posibilidad alguna de seducir con las cifras de costo de vida que recuerdan los tiempos de Raúl Alfonsín. Alberto se siente empoderado, está de excelente humor, bajó de peso y le hizo bien anímicamente, siente que puede dar vuelta el partido e incluso ser reelegido. Así se lo transmitió esta semana a algunos que le consultan y lo ven contundente.

Empezó la estocada final del cristinismo a través de Wado de Pedro, con quien nunca más tuvo relación desde el intento de golpe tras las legislativas. "Si tiene dignidad, debería irse", le dijo un importante empresario que lo frecuenta. El presidente asintió y cambió de tema, son días en que las inversiones se esperan con ansias y no llegan al ritmo que precisa el país, y Alberto lo sabe. Juan Manzur le avisó al presidente que le quedan no más de 30 días en el Gobierno. Llegó con chapa de campeón y prometiendo una gestión con fuerte vínculo con Estados Unidos, no supo incorporarse, no encontró su lugar y se lo hizo saber al presidente días atrás. Será vicegobernador para seguir siendo parte del Ejecutivo tucumano, como hace casi veinte años. 

Alberto evalúa lanzar una ley de medios para acercarse a Cristina


El reemplazo no está definido, se barajó la posibilidad de que Sergio Massa pase a jefatura de Gabinete pero no quieren más cambios rimbombantes. Podría ser un gobernador, alguien sugirió a Ricardo Quintela, no son buenas las noticias que llegan con exceso de autoritarismo del caudillo riojano que es el que más plata recibe y tiene los peores índices nacionales en varios aspectos. ¿Dónde está la plata de La Rioja? Alberto también se lo pregunta.

Sergio Massa se dedica a buscar al forma de que la suba de precios no se convierta en su caída personal y el fin de su proyecto político. Sabe que no tiene otra que jugar si se lo piden, aunque sea para salir segundo y posicionarse internamente, pero tuvo una discusión acalorada con un empresario vinculado a Alemania esta semana. "A mí me apoyan ahora los empresarios porque puedo estabilizar la economía, pero en cuanto diga que soy candidato, me cortan la yugular, ellos ya eligieron a los amarillos", aseguró tajante Massa, quien divide sus días entre la exhaustiva gestión y temas de salud familiares que lo tienen a mal traer. 


Un ministro de trato cercano con el camporismo discutió esta semana con una de las espadas de Cristina Kirchner, cada uno con sus encuestas debaten sobre quién tiene que encabezar. El Frente de Todos no se va a presentar a elecciones, y Cristina sigue siendo la que más mide del espacio, en eso coinciden todos. "Nosotros tenemos los movimientos sociales, los sindicatos más grandes con el Negro Moyano adentro, el partido y la inauguración de todo lo que se haga este año, ustedes tienen que sentarse a negociar", planteó el albertismo, a sabiendas que los números del Instituto Patria no son los que eran y nadie tiene a Cristina en más de 25% sin el apoyo del voto independiente, eso que aportó Alberto y les permitió ganar en primera vuelta. 

Fuente: MDZ