Una camioneta de la Policía volcó en la zona sur de la Capital

Una de las acusadas del robo de la bebé confesó ser la única culpable

Detenida por sustraer a la menor, Georgina Ayelén Rodríguez admitió su absoluta responsabilidad ante el fiscal Gastón Bianchi. Aún así, lhay más imputados.
lunes 20 de marzo de 2023
acusados-robar-bebajpg
acusados-robar-bebajpg

En la jornada de este domingo, los tres detenidos y acusados de robarse una beba de dos días de vida en el Hospital Interzonal Paroissien fueron indagados por el fiscal a cargo, Gastón Bianchi, de la Unidad Funcional de Instrucción N°3 del Departamento Judicial de La Matanza.
En este sentido, Georgina Ayelén Rodríguez confesó haber sido la única autora del delito de "sustracción de menores" que prevé una pena de 5 a 15 años de prisión, de acuerdo a lo normado en el artículo 146 del Código Penal argentino. De esta manera, la mujer de 33 años desligó del hecho a su hija, Milagros Ailén Rodríguez de 18 y la pareja de la joven, Emanuel Alejandro Velázquez, de 21, asegurando que ninguno de los dos participó del robo.

Por su parte, el joven de 21 años también prestó declaración, otorgando la totalidad de la responsabilidad del hecho a la madre de su pareja, mientras que la chica de 18 se negó a responder preguntas.

Aunque la declaración de Georgina Ayelén Rodríguez los beneficia, los jóvenes novios fueron imputados y continuarán detenidos a la espera de que el Juzgado de Garantías interviniente resuelva si deben permanecer bajo prisión preventiva.

La niña que, afortunadamente, se encuentra sana y salva con su familia, había sido robada del centro de salud ubicado en la localidad de Isidro Casanova, partido de La Matanza, en la madrugada de este sábado y, tras siete horas de búsqueda, apareció en la parroquia San José de esa comuna, junto a Velázquez, quien fue inmeditamente aprehendido. Luego, en jurisdicción de la Comisaría de Altos de Laferrere fueron detenidas madre e hija, por su aparente participación en lo sucedido.

De acuerdo a fuentes cercanas a la investigación, hubo una llamada anónima al 911 y una foto enviada a la Policía que ayudó a que las autoridades pudieran encontrar a la pequeña.

Cabe señalar que, además de la indagatoria, el fiscal a cargo de la causa solicitó informes psicológicos y psiquiátricos a los tres involucrados.

Habló la tía de la beba robada en La Matanza: dijo que “la marcaron” y denunció connivencia del hospital

Hallaron a la beba robada de un hospital

Jésica Correa aseguró que el secuestro de la nena recién nacida “fue premeditado” porque la mujer que se la llevó trató de ingresar dos veces al centro de salud. También apuntó contra las autoridades del nosocomio: “Los directivos se acercaron cuando la beba apareció”, señaló.

La familia Correa continúa conmocionada tras el escalofriante episodio que sufrió Aimara Abril, una beba recién nacida que fue robada de su cuna en una habitación del hospital Paroissien de La Matanza y fue encontrada horas después. Jésica, la tía de la nena, dijo que los delincuentes “la marcaron” y denunció connivencia del hospital.

“No conozco a ninguno de los detenidos, no hay ningún tipo de vínculo. Pensamos que fue todo premeditado, que a mi sobrina la marcaron”, dijo Jésica, la hermana de Elizabeth, quien fue la encargada de llevar adelante la búsqueda de Aimara, que concluyó el sábado a la tarde en la Parroquia San José de Ciudad Evita.

La mujer explicó que la beba había sido elegida porque la mujer que se la llevó “había intentado entrar a la madrugada y se hizo anunciar como que era familiar”. Las cámaras ratifican la versión de Jésica: a la 01:25, una mujer vestida con prendas deportivas, barbijo y cabellos claros -que luego fue identificada como Georgina Rodríguez (33) y detenida- intentó ingresar a la habitación.

Unos minutos después de las 6 de la mañana, tras el cambio de guardia en el Hospital Paroissien, la delincuente se presentó junto a otra mujer -Milagros Ailén (18)-y la empleada de seguridad les permitió el ingreso a la habitación sin realizar registro alguno en el libro correspondiente. Luego, con la beba adentro de una mochila, escaparon juntas.

“En el momento en que mi sobrinita nació, para mí el hospital era un laberinto. Es muy difícil entrar sin conocer, y esta señora conocía muy bien el lugar. Entraron como si fuese su casa y se llevaron a la criatura en una mochila”, remarcó Jésica sobre el conocimiento que tenían ambas mujeres sobre el centro de salud bonaerense.

En ese sentido, agregó: “Sabemos que la nena estuvo marcada, que fue premeditado. Esto no se te ocurre de un día para el otro, ellos ya tenían toda la ropa comprada y tenían a la mujer para amantar a la bebé”. Por el momento, tanto las dos mujeres como el hombre que se comunicó con Jésica están detenidos.