Cinco mentiras sobre alimentos que adelgazan o desintoxican

Circulan muchos mitos respecto a desayunar ciertas infusiones o los beneficios del ayuno intermitente que no tienen sustento científico. Cuáles son
viernes 14 de abril de 2023
IEJODVR5GRFIRC4F3X5LVIND3A
IEJODVR5GRFIRC4F3X5LVIND3A

Comentarios entre amigos, posteos en redes sociales de influencers que no tienen formación académica, o simple consejos que circulan de boca en boca, construyen mitos respecto a la alimentación que pueden provocar riesgos en la salud. Por eso, hoy vamos a hablar de cinco mentiras sobre alimentación y salud.

Mito 1 - Consumir aceite de coco

El aceite de coco se puso de moda y muchos influencers repiten en redes sociales que sirve para adelgazar y que se toma a cucharadas. La verdad es que científicamente no se pudo demostrar en ningún estudio que sirva para bajar de peso. Esta creencia nace porque el aceite de coco contiene ácidos grasos de cadena media y corta, que se cree que ayudan a disminuir el hambre y a bajar de peso.

Si bien es cierto que algunos estudios científicos mostraron que estos ácidos grasos de cadena corta y media colaboran en la disminución del apetito y pérdida de peso, esto solo se observó con el consumo de suplementos pero no con el consumo de aceite de coco real. De hecho, una investigación científica reciente mostró que tras el consumo de aceite de coco las personas tenían mas hambre, y en ningún estudio se ha demostrado que genere pérdida de peso, por lo tanto este mito es completamente falso.

Mito 2 - Té con limón en ayunas

¿Cuántas veces nos han dicho y hemos escuchado que para quemar grasas hay que tomar té de limón en ayunas? Esto es solo un mito popular, ni el té de limón, ni ningún otro té tiene las propiedades de ayudar a quemar tejido adiposo.

En el caso del te de limón, solo nos va a hidratar y a aportar algo de vitaminas, pero su consumo no impacta en nuestras reservas de grasa. No hay secreto, para perder grasa corporal debes seguir una alimentación saludable y hacer actividad física diaria.

Mito 3 - Dietas bajas en carbohidratos

Las dietas restrictivas siempre tienen un comienzo y un fin, al iniciarlas las personas se sienten más motivadas y cumplen a rajatabla las pautas que implican un bajo consumo de carbohidratos, es decir, resignan consumir ciertos alimentos como golosinas, verduras y hortalizas, productos con harinas (pastas, pan, galletitas), postres dulces, e incluso frutas etc, y generan una pérdida de peso corporal en el corto plazo.

Lo que debemos explicar es que las dietas restrictivas mal planificadas generan pérdida de masa muscular y agua, por eso se pierde peso, ese “logro” visto por los números que muestra la balanza motiva al principio, pero luego, el hecho de haber quitado tantos alimentos de su dieta hace que las personas lo abandonen.

Este abandono va acompañado de efecto rebote, es decir, todo el peso que se perdió se vuelve a recuperar e incluso ganar mucho más. Por eso decimos que las dietas milagrosas no existen, la mejor estrategia es incorporar hábitos nutricionales saludables de por vida.

Mito 4 - Los batidos detox

Los jugos batidos a base de vegetales y frutas son una buena fuente de agua, minerales y vitaminas, pero no generan ningún efecto sobre el peso corporal.

De hecho, recomendamos consultar con un nutricionista su consumo, ya que beber estos batidos de forma exagerada y con mucha frecuencia aumenta el riesgo de falla renal.

Mito 5 - Ayuno intermitente

El ayuno intermitente se puso muy de moda, está en boca de todos. Pero, al contrario de lo que muchos piensan, no es una dieta, sino una práctica llevada a cabo que consta de consumir alimentos solo durante 12 o 8 horas en el día y ayunar entre 12 a 16 horas respectivamente. Otros tipos de ayuno intermitente se basan en consumir alimentos normalmente en un día y al día siguiente ayunar por 24 horas.

Se cree que esta práctica genera beneficios en cuanto a pérdida de peso, pero los estudios en humanos aún son limitados por lo que se necesitan de nuevos ensayos clínicos a futuro para confirmar sus efectos reales en cuanto al descenso de peso.

Sí es importante destacar que el ayuno es una práctica que debe ser desalentada en adolescentes, ya que aumenta el riesgo de desarrollar trastornos de conducta alimentaria.

Por otro lado, los estudios que se han hecho hasta el momento sobre el ayuno intermitente no mostraron mejores resultados que los generados por una alimentación mixta y saludable sin restricción de horarios.

Messi posó elegantísimo para Louis Vuitton y revolucionó las redes