Insólito: estuvo 21 horas de rodillas pidiéndole perdón a su novia

Se presentó con un ramo de flores bajo la lluvia y le dijo a la Policía que, como no estaba cometiendo un ilícito, lo dejaran allí. ¿Logró el cometido?
martes 18 de abril de 2023
TALYSIDXAVD4JDD5WPS7UZKVME
TALYSIDXAVD4JDD5WPS7UZKVME

¿Existe un límite para intentar recuperar a una persona después de haberla decepcionado? Un hombre en China, no se resignó a perder a su exnovia y le pidió perdón de rodillas. Hasta ahí, no parece algo tan sorprendente. Sin embargo, este joven estuvo 21 horas en esa posición, con un ramo de flores, rogándole a la mujer que le diera otra oportunidad y las imágenes se hicieron virales.

La insólita situación sucedió en la ciudad Dazhou, de la provincia de Sichuan, cuando el joven chino tomó la medida en estado de desesperación. Acudió con un ramo de flores hasta el edificio donde se encuentran la oficina de su exnovia y se arrodilló allí esperando el perdón de la mujer. Sin embargo, estuvo 21 horas sin moverse, algo que llamó la atención de quienes pasaban por la zona.

Este extraño episodio comenzó el 28 de marzo, cuando el hombre llegó al lugar, pasadas las 13 horas y se quedó allí hasta las 10 de la mañana del día siguiente. La gente que caminaba por esa cuadra le sacaba fotos, sin poder creer lo que estaban viendo. Incluso efectivos de la policía se acercaron para intentar que recapacitara, pero nada lo detuvo.

 Le explicó a la Policía que, como no estaba cometiendo un ilícito, lo dejaran allí

“Muchos de nosotros tratamos de convencerlo de que se fuera. No es necesario seguir arrodillado. La chica no está dispuesta a aparecer, pero tú sigues aquí, dando vergüenza”, comentó uno de los espectadores al medio South China Morning Post.

Planeaba casarse dos veces pero su segundo suegro lo impidió

Para sumar dramatismo a la situación, en determinado momento comenzó a llover y el joven chino siguió quieto, esperando probablemente un milagro que le trajera el perdón de su amada. “Dijo que su novia rompió con él hace unos días. Él quiere buscar su perdón y esperaba que ella pudiera volver a salir con él”, dijo uno de los policías.

“¿Es ilegal que me arrodille aquí? Si no es ilegal, déjenme en paz”, le habría dicho el hombre a los efectivos policiales que le pedían que se levantara porque la mujer no iba a aparecer.

Finalmente el joven se dio por vencido, tal vez por la lluvia, el frío o porque se dio cuenta de que no iba a conseguir nada quedándose allí y las imágenes recorrieron el mundo.

¿Qué es el perdón? ¿Qué significa pedir perdón o perdonar?

El perdón está muy conectado a la educación que hemos recibido. De pequeños nos enseñaban a pedir perdón y a perdonar. Son “habilidades” básicas que los padres y las madres consideraban imprescindibles.

Cuando hacíamos algo incorrecto teníamos que pedir perdón y de igual modo nos enseñaban que era “bueno” perdonar. Aprendíamos que pedir perdón era una expresión de arrepentimiento y una forma de reparar el error, el daño causado. Y que al perdonar demostrabas ser una “buena persona”, comprensiva y sensible.

Pedir perdón o ser capaz de perdonar son habilidades sociales, recursos útiles en nuestras relaciones personales, que se aprenden y perfeccionan, pero cuya práctica entraña mayor o menor dificultad en función de los rasgos de nuestra personalidad y de nuestra forma de gestionar las emociones.