El Teatro Orestes Caviglia celebra su 50º aniversario

Por los festejos habrán nuevas funciones de Macbeth con entrada libre y gratuita durante los viernes y sábados de mayo y junio, hasta 1º de julio inclusive.
sábado 20 de mayo de 2023
imagepng
imagepng

Tras un exitoso y aplaudido estreno la semana pasada, el Teatro Estable de la Provincia ofrecerá dos nuevas funciones de la obra “Macbeth”, de William Shakespeare, versión libre del director Carlos Correa, este viernes y sábado a las 21 horas en el Teatro Orestes Caviglia (San Martín 251), que está celebrando su 50º aniversario.

Entrada libre y gratuita (se deben retirar de la boletería a partir de las 18h.). Las funciones continuarán todos los viernes y sábados de mayo y junio, hasta 1º de julio inclusive, siempre en el mismo horario. 

Macbeth cuenta una historia de crimen y castigo, entreverada de brujería y elementos sobrenaturales. Amparado en las engañosas profecías de las Hermanas Fatídicas, brujas o diosas del destino, Macbeth decide asesinar a su rey y tomar la corona. Consciente del horror al que se entrega, forja su terrible destino y se deja poseer por el mal que nace del ansia de poder, creyéndose invencible y eterno. Esta obra tenebrosa e inquietante, de acción vertiginosa, es también profundamente introspectiva. Por eso el carácter irreal y pesadillesco de esta versión. La escena se puebla de fantasmas que vuelven una y otra vez desde el fondo de nuestra historia, para decirnos que éste presente no nos es impropio.

230519112906_50500

El elenco de la obra está integrado por Liliana Sánchez, Marcos Zerda, Joel Alonso, Eloísa Martínez Romero, Sergio Domínguez, Nelson Alfonso, Mariano Juri, Ignacio Hael, Guillermo Arana, Emilia Guerra, Jessica Carrizo, Kika Valero, Sergio Aguilar, Andrea Barbá, Daniela Canseco, Alejandra Páez Salas, Ruth Pláate y Facundo Vega Ancheta. 

El Teatro Estable es dirigido artísticamente por Andrés D´Andrea, el diseño de vestuario es de Julio Rojas, el diseño de escenografía e iluminación, la selección musical y la dirección general son de Carlos Correa, quien dialogó con nosotros:

Venís de un 2022 muy positivo a nivel profesional, en el que ganaste la Fiesta Provincial del Teatro con la obra Jardín Florido (lo que subyace). ¿Cómo viviste todo esto? ¿Sentís que a partir de este reconocimiento se te abrieron puertas en el plano laboral?

Todo lo que podés hacer este fin de semana en Tucumán

Lo vivo como parte de un proceso. Hace 15 años decidí irme a vivir en Buenos Aires para seguir formándome en distintas áreas del hacer teatral; hoy siento que puedo hacer el teatro que a mí me gusta, con todas sus complejidades, y en eso están las miradas que me formaron: Pompeyo Audivert, Bartís, Szuchmacher, la escritura de Patricia Zangaro; soy deudor de todas esas visiones poéticas. No podría haber escrito Jardín florido, ni el resto de mis obras sin esa formación y seguramente no podría haber jugado con su puesta en escena de la manera que lo hice, si no hubiese estado con esos maestros.Jardín florido, entonces, es parte de ese proceso, donde también están las personas con quienes trabajé todos estos años y que me permitieron desarrollar una poética personal. En cuanto a lo laboral, yo no pienso en mi actividad artística de ese modo, tengo deseos de hacerla o no.

¿Cómo encarás el desafío de dirigir al Teatro Estable de la Provincia, nada más y nada menos que con una adaptación de Macbeth? ¿Es la primera vez dirigiendo a este elenco?

Es un cambio de modalidad en el sistema de producción, donde está prácticamente todo calculado, y eso determina un resultado, por lo tanto, el desafío radica en tratar de que mi mirada esté presente en algún porcentaje satisfactorio, en un sistema que prioriza la adaptación. Este elenco, si, es la primera vez que lo dirijo, y me permite acercarme a Shakespeare de un modo más tradicional, sobre todo por la cantidad de personajes, si yo lo hiciera con el grupo que habitualmente trabajo reduciría esa cantidad, como suele suceder en el teatro independiente y nos concentraríamos en la producción de lenguajes. Con el elenco del teatro estable, lo que hago es una traslación de la adaptación que hice del texto a la escena, pero también disfruto esta experiencia. Porque además, como bien decís, es Shakespeare, que tiene una hondura dramática muy placentera de llevar a cabo, todo lo referente a sus reflexiones, a su poder de síntesis, lo referente al espacio, es puramente teatral. Disfruto mucho los ensayos cuando puedo adentrarme más y más en ese universo.

¿Qué nos podés adelantar sobre esta versión de Macbeth? ¿Con qué se va a encontrar el espectador?

Parto de la ambigüedad, que es un tema que la obra contiene; la idea del destino como algo inevitable es puesta en cuestión, ya que los vaticinios, en el caso de las brujas que abren la obra, son confusos, de la misma manera que los personajes, que pretenden ser otros. La idea de simulación, o la invocación a espíritus del pensamiento para ser otro de lo que uno es, recorre la obra, con lo cual lo que parece ser quizá no sea. Entonces para mí es un universo de características oníricas, de personajes que deambulan en un espacio indeterminado y en donde el tiempo se desdobla. Así pues, propongo que las actuaciones no tengan un carácter informativo sino más bien un tono de confusión, como si los personajes dijeran algo más de lo que en apariencia dicen, y estuvieran en más de un lugar a la vez, o sea un carácter teatral. También la ambigüedad, como si fuera un tópico del teatro isabelino donde los personajes femeninos eran interpretados por hombres, que es algo que este elenco utiliza en sentido contrario ante los ojos de los espectadores, el rey es interpretado por una actriz, al igual que otros personajes, las mismas brujas no parecen brujas para el público, pero sí ante los ojos de los personajes. Lo bello es feo y lo feo es bello.

La palabra poética de Shakespeare es de una potencia inevitable, como un conjuro que produce existencia propia, además, está el hecho de que las vamos a traer en el tiempo y que fueron dichas por infinidad de actores, el público las conoce casi tanto como el elenco, y entonces al decirlas nos pone en un compromiso de mitificación, pero a la vez nos exige una actualización del lenguaje, para que la reverencia ante semejante material no produzca algo atrapado por la idea de cómo se tiene que hacer Shakespeare. Lo que sabemos es que tiene que ser intenso, para que esta multiplicidad aparezca y pueda desatar esa potencia original. La impostura trae con ella las resonancias políticas de esta época, que están afirmadas en los tonos de actuación, con brevísimos agregados en el texto. Como en todo Shakespeare, están presentes las reflexiones sobre la condición humana, desde la palabra y desde los hechos, los personajes son impulsados y atormentados, por sus dudas que devienen de un orden moral, sus limitaciones ante el poder de lo natural y lo sobrenatural, sus ambiciones y el precio a pagar por ellas, sus culpas y sus condenas.

Sobre Carlos Correa

Autor y director de teatro. Estudió  con Pompeyo Audivert y Ricardo Bartís; Patricia Zangaro (Dramaturgia); Puesta en escena con Rubén Szuchmacher; Cursó el Taller de Artes Plásticas y la Carrera de Teatro de la Facultad de Artes-UNT. Inició su actividad teatral con Raúl Reyes. Realizó seminarios de perfeccionamiento con Alejandro Tantanián, Mauricio Kartun, Ricardo Monti, Marcelo Bertuccio, Marco Antonio de la Parra, Ana Alvarado (Teatro de objetos) y Norberto Laino (Escenografía). 

Marco Antonio Solís agregó un nuevo show en Buenos Aires

Recibió premios y distinciones a su producción: “Las quietudes” (1° Premio Dramaturgia Regional - I.N.T.); “Garabatos” (1° Premio Bernardo Canal Feijoo); “Las calles laterales” (Mención del jurado Nexo 2004); “Intro” (2° Premio Bernardo Canal Feijoo); “La duda” (Mención Concurso de Dramaturgos del NOA); "La lechera" (Ganadora Fiesta Provincial de Teatro Tucumán 2015); "Jardín florido (lo que subyace)“ (Ganadora Fiesta Provincial de Teatro Tucumán 2022).

Realiza su actividad artística entre Tucumán y Buenos Aires. Actuó en Muñeca, versión libre de Pompeyo Audivert sobre la obra de Armando Discepolo; “Urdaestallido”, sobre textos de Alejandro Urdapilleta, dirección de Pompeyo Audivert; "Maquina fuente", dirección Pompeyo Audivert; “La guerra de la basura”, dirección de Carlos Alsina; “¿A qué jugamos?” de Carlos Gorostiza, dirección de Raúl Reyes, entre otros.

Participó en festivales nacionales e internacionales de teatro. Realizó Intervenciones Artísticas en espacios públicos. En 2008, auspiciado por el INT y UNICEF, realizó 250 presentaciones teatrales en escuelas urbanas y de montaña de Tucumán, Salta, Jujuy, La Rioja, Santiago y Catamarca.

 Como docente trabajó con chicos en situación de calle, centros vecinales y en el Hogar de Menores Roca y Centro de Integración Comunitaria La Florida. Es creador del  proyecto “Debate en las Escuelas”, en el que abordó temas pertinentes a la problemática adolescente a través del teatro. También realizó, a través de estos trabajos, charlas y puestas en escenas en la Cárcel de Mujeres de la provincia, Cárcel de Villa Urquiza y diferentes internados de menores.

Personajes:

Liliana Sánchez (El rey de Escocia, Duncan)

Marcos Zerda (Malcolm)

Joel Alonso (Donalbain / Menteith)

Eloísa Martínez Romero (Lady Macbeth)

Sergio Domínguez (Macbeth) 

Nelson Alfonso (Banquo) 

Mariano Juri (Macduff) 

Ignacio Hael (Ross) 

Guillermo Arana (Lénnox)

Emilia Guerra (Caithness) 

Jessica Carrizo (Lady Macduff) 

Kika Valero (Un niño hijo de Macduff/ Fleancio / Espía) 

Sergio Aguilar (Herido / Pueblerino / Portero / Médico) 

Andrea Barbá (Sicario) 

Daniela Canseco (Bruja)

Alejandra Páez Salas (Bruja)

Ruth Pláate (Bruja) 

Facundo Vega Ancheta (Hécate) 

Diseño de escenografía e iluminación: Carlos Correa

Selección musical: Carlos Correa

Dirección general: Carlos Correa

Diseño de vestuario: Julio Rojas

Director Artístico del Elenco del Teatro Estable de Tucumán: Andrés D’ Andrea

Director de Teatro del Ente Cultural de Tucumán: Sebastián Olarte

Fuente: CT