Una camioneta de la Policía volcó en la zona sur de la Capital

El último chat que tuvo con su hijo el DT de Vélez que murió antes de un partido

“Palito” Manrique murió el viernes por la mañana tras sufrir un paro. “Agradezco haberte posteado todo lo que sentía cuatro días antes”, escribió Lautaro.
martes 23 de mayo de 2023
GCKYBTUOARARTH6QVBZXJNWQAI
GCKYBTUOARARTH6QVBZXJNWQAI

La muerte de Hernán Manrique, DT de la Reserva de Vélez, conmueve al fútbol argentino. El viernes por la mañana, y con apenas 49 años, Palito comenzó a sentirse mal antes del partido ante Racing y falleció pocos minutos después, producto de un paro cardíaco.

El dolor es enorme y en su familia lo recuerdan con mucho orgullo y cariño. Lautaro Manrique, uno de los hijos de Hernán, publicó en sus redes el último chat de Instagram que tuvo con su padre, donde queda en claro el enorme afecto.

En el chat se puede ver cómo Hernán Manrique, cuatro días antes de su muerte, le respondió a su hijo un posteo que él mismo le había dedicado. “Qué lindo sos, pendejo hermoso. Te amo”, escribió Palito por mensaje privado, a lo que su hijo le contestó con un “te amo, pa”.

El último chat de Instagram de Hernán Manrique con su hijo

USZQUHNK4RE77BB3CDAEMZR7JU

“Las últimas palabras por acá. Siempre me aseguré de que sepas el amor que te tenía. Cuatro días antes posteé todo lo que sentía por vos, antes de que pase todo. ¿Presentía algo? Jamás, nunca, estuve ni estaré preparado para lo que pasó. Jamás caeré ni entenderé, pero agradezco haberte posteado todo lo que sentía cuatro días antes”, escribió Lautaro en su cuenta de Instagram (@manriquelautaro) junto a una captura del último chat.

Revelaron detalles del último día de Hernán Manrique: mates con sus compañeros y un momento que cambió todo

Marcelo Bravo, DT de la Reserva de Vélez, habló en Radio La Red y recordó algunos detalles de ese viernes trágico: “Llegamos 7.30 y estacionamos al lado, porque estábamos todo el tiempo juntos desde que llegábamos hasta que nos íbamos del predio. Tomamos unos mates con los compañeros esperando que se hicieran las 9 para desayunar con los chicos y él se sentía bárbaro”.

A las 9.30 los futbolistas empezaron a cambiarse y a las diez dieron inicio a la charla técnica: “Comencé yo como siempre; él solía finalizar con algunos ítems que faltaban y daba la última la arenga antes de salir a hacer la entrada en calor”. Sin embargo, Bravo percibió algo extraño. Fue el momento que lo cambió todo: “Él dijo unas palabras y se quedó quieto. Le dije a los chicos que fueran a hacer la entrada en calor y él se sentó un momento. Ahí le pregunté si se sentía bien; me dijo que no, empezó a transpirar y se tocaba la frente. Después se tocó el pecho y dijo que le dolía un poco”.

Enseguida, Bravo le recomendó a Manrique que llamaran al doctor; “Ya se me va a pasar”, respondió Palito. El entrenador fue a decirle al médico del club lo que ocurría, porque lo veía pálido. Cuando regresó, lo encontró frente al espejo del baño: “Ahí me dijo que estaba un poco mejor”.

Marcelo Bravo habló del trágico momento que le tocó atravesar: “Yo no lo veía bien. Le dije al médico que lo revisaran bien, que ahí estaba la ambulancia. Mientras lo estaban atendiendo, teníamos que entrar al campo de juego. Cuando terminó el primer tiempo, estaba dando la charla para salir al segundo tiempo y ahí me enteré de la noticia. Fue lo más triste que me pasó en este último tiempo. A él lo reanimaron dos veces en el vestuario y arriba de la ambulancia pasó lo peor”.

Google ofrece 9000 becas en Argentina para cursos de capacitación en tecnología