Una camioneta de la Policía volcó en la zona sur de la Capital

Cristina Kirchner mostró a sus potenciales candidatos

La Vice montó una sugestiva puesta en escena en Plaza de Mayo. “Wado” De Pedro, Sergio Massa, Axel Kicillof y la posibilidad de una fórmula presidencial
viernes 26 de mayo de 2023
Cristina Kirchner habló ante una multitud en Plaza de Mayo
Cristina Kirchner habló ante una multitud en Plaza de Mayo

Cristina Kirchner fijó los ejes del “programa” que pretende para el futuro gobierno, reclamó “dejar a un lado” el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y arremetió contra la Corte, a la que calificó de “mamarracho”. Pero, a pesar de la expectativa, no se subió al clamor de a militancia y no entronizó a ningún candidato presidencial.

Plan Platita: habrá millones de pesos en junio y qué pasará después

El contenido de su discurso fue sólo una parte del acto que encabezó por los 20 años de la asunción de Néstor Kirchner. Lo más relevante de la puesta en escena fue la foto que montó en el corazón de la Plaza de Mayo: la vicepresidenta ubicó a sus espaldas a más de 250 dirigentes peronistas para intentar demostrar que es la líder indiscutida del oficialismo y la gran electora para este año.

Justo detrás de ella, la vice ubicó a los “presidenciables” que hoy encabezan su menú de opciones: Axel Kicillof, Eduardo “Wado” De Pedro y Sergio Massa. Los tres hicieron una entrada especial al escenario junto con Máximo Kirchner y Andrés “Cuervo” Larroque.

El escenario de Cristina Kirchner: su familia, los principales referentes k, Sergio Massa y Madres y Abuelas de Plaza de

Los organizadores, así, le dieron al líder del Frente Renovador el mismo lugar que a los referentes de La Cámpora. De un lado, quedó en claro que la vice sostiene al ministro de Economía como socio estratégico y parte de su futuro armado. Al mismo tiempo, todo el acto fue una reivindicación cerrada al kirchnerismo puro.

Rocchia Ferro asegura que la condena por contaminación es ilegítima

Massa, que representa otro programa, por momentos pareció descolocado por el discurso de la vice y por el contexto. “Patria sí, colonia no”, cantaba Juan Grabois a su lado, agitando su brazo. El líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) -que es otro de los anotados como precandidato a presidente- es el autor de las críticas más ácidas para el ministro de Economía.

“Frente a un préstamo que fue político, política también tiene que ser la solución. Que lo aten a un porcentaje de las exportaciones. Que dejen de querer dirigir la política”, dijo Cristina Kirchner en una arremetida contra el FMI. La vice responsabilizó al Fondo por el acuerdo con Mauricio Macri. “La culpa no es del chancho sino del que le da de comer”, dijo.

El gran ausente fue Alberto Fernández. El no haber participado de un acto en homenaje a Néstor Kirchner, en el que estuvo desde su portavoz, Gabriela Cerruti, hasta figuras del primer kirchnerismo como Daniel Filmus o Carlos Kunkel, fue un dato por demás llamativo que dejará una marca para lo que vendrá.

En tiempo de definiciones, el esponsoreo no es problema

Acompañada por sus nietos en el escenario, la vicepresidenta reivindicó los primeros 12 años del kirchnerismo. Al enunciar su “programa”, la vice dijo: “Si nosotros no logramos que el programa que el Fondo nos impone sea dejado de lado va a ser imposible pagarlo”. También pidió terminar con la “rémora monárquica” de la Corte Suprema.

En varios tramos la militancia -fundamentalmente La Cámpora, que ocupó la parte de la plaza más cercana al escenario- le cantó “Cristina Presidenta” y le pidió “una más”. La vice evitó responder: miró para abajo y sonrió, pero no hizo lugar al clamor.

Cristina, en tanto, le dejó una instrucción a su militancia: “Quiero convocarlos para que cada uno y cada una cuente este entramado de desinformación en cuanto a los responsables por la falta de dólares y las corridas”. “Esto es tarea militante”, los emplazó. Y cerró, como una respuesta al operativo clamor para que se candidatee: “Basta de pedirles a otros lo que no estamos dispuestos a hacer. Hay que romperse lo que hay que romperse”.