Se le fundió el taxi y duerme en la calle con su esposa

Desde diciembre, Juan Carlos y Clara se quedaron sin vivienda por no poder costear los gastos de la reparación del único medio de sustento que tenían.
miércoles 14 de junio de 2023
CONDJUJKYBA7LHAH5GGHR4SSVE
CONDJUJKYBA7LHAH5GGHR4SSVE

Juan Carlos trabajaba como taxista pero el auto con el que salía se fundió. Por los altos costos de reparación, no pudo arreglarlo y a causa de ello perdió el único medio de sustento que tenía. Es por ello que desde diciembre se quedó sin casa y ahora vive en su vehículo junto a su esposa.

La pareja vive en su auto en la avenida España, específicamente frente a la entrada del barrio Rodrigo Bueno de Puerto Madero. “Es muy difícil, pero lo tenemos que enfrentar, la estoy peleando todos los días porque arreglar el coche me sale una fortuna”, detalló el hombre a Telenoche (eltrece).

taxista en la calle

Juan Carlos contó que desde el año pasado vive dentro de su auto porque no encontró forma de arreglarlo sin pagar más de medio millón de pesos. “Para que quede intacto me cobran $650 mil, para empezar a trabajar y poder salir de esta situación, para tener una vida digna”, sostuvo.

Qué dice un reciente estudio sobre el fin del universo

La dura vida y el pedido de Juan Carlos

El hombre, que además de ser chofer profesional es mecánico, contó que ahora “cartonea” para sobrevivir. “Hay días que gano, hay días que pierdo. Dormimos en el taxi por los problemas de salud de mi esposa ya que en los de Espacios Verdes (mantenimiento de CABA) me dijeron que no podía poner una carpa para dormir”, lamentó.

En tal sentido, pidió colaboración para poder retomar el trabajo. “Quiero trabajar, de reparto o de lo que sea, pero necesito salir de esta situación”, manifestó y agregó: “Pido por alguien que pueda ayudarme con un coche o camioneta para empezar porque hoy alquilar un taxi es imposible, sale $15 mil por día y aunque trabajes todo el día no llegas a esa plata”.

Además, resaltó que previo a quedarse sin casa, alquilaba junto a su esposa un departamento por día en el barrio porteño de Monserrat donde también se le complicaba costear los gastos.

El taxista explicó que no recibió ayuda de nadie, pero igualmente no va a bajar los brazos. “Ver a tanta gente que puede y con tantos chicos me da fuerzas, no hay mal que dure 100 años”, sostuvo.

Fuente: TN