El fiscal del Vaticano pidió siete años de cárcel para un cardenal por corrupción

El Papa Francisco destituyó al cardenal Ángelo Becciu de otro alto cargo clerical en 2020 por presunto nepotismo.
miércoles 26 de julio de 2023
El fiscal del Vaticano pidió siete años de cárcel para un cardenal por corrupción
El fiscal del Vaticano pidió siete años de cárcel para un cardenal por corrupción

Un fiscal de la Ciudad del Vaticano le pidió este miércoles a un tribunal que declare culpable al cardenal Ángelo Becciu por corrupción y lo condene a siete años y tres meses de cárcel por una supuesta vinculación a una operación inmobiliaria en Londres.

El fiscal Alessandro Diddi hizo la petición al final de su alegato en el juicio, que comenzó este mes hace dos años y en el que Becciu, de 75 años, es uno de los 10 acusados. Todos ellos negaron haber cometido delito alguno.

La decisión del tribunal se espera para finales de año, tras una pausa estival y más vistas en las que intervendrán los demandantes de daños y perjuicios, como el Banco Vaticano.

El juicio gira sobre todo en torno a la compleja compra de un edificio en Londres por parte de la Secretaría de Estado, donde Becciu ocupó en su día el puesto de número dos.

El Papa Francisco destituyó a Becciu de otro alto cargo clerical en 2020 por presunto nepotismo. Becciu es hasta ahora el individuo de más alto rango en el Vaticano que se ha enfrentado a un juicio. La acusación de nepotismo surgió a menudo en el juicio y Becciu también la negó.

En una declaración publicada antes de que la fiscalía hiciera sus peticiones, Becciu dijo que estaba "dolido" por la forma en que Diddi lo había pintado como un personaje siniestro.

"Siempre he trabajado por el bien de la Iglesia y he dedicado toda mi vida a ella", dijo Becciu. "Soy inocente no sólo porque nunca he robado un céntimo, sino porque ni me he enriquecido ni he enriquecido a miembros de mi familia", expresó.

Becciu también fue despojado de lo que el Vaticano llama "derechos asociados a ser cardenal" como el derecho a participar en un cónclave secreto para elegir al próximo Papa tras la muerte o renuncia de Francisco.

Antes de ser despedido, Becciu era uno de los hombres más poderosos del Vaticano. Fue subsecretario de Estado de 2011 a 2018 y luego jefe del departamento del Vaticano que estudia a los posibles candidatos a la santidad desde 2018 hasta su despido en 2020.

Temas de esta nota