El Senado no tendrá sesión antes de la PASO y el oficialismo analiza otra jugada para salvar a una jueza clave

El kirchnerismo intentaba aprobar 75 pliegos judiciales antes de las elecciones. Entre ellos, el de la camarista Ana María Figueroa, que interviene en el futuro judicial de Cristina Kirchner, pero que el miércoles cumple 75 años y debe jubilarse. La oposición, en alerta.
martes 08 de agosto de 2023
El Senado no tendrá sesión antes de la PASO y el oficialismo analiza otra jugada para salvar a una jueza clave
El Senado no tendrá sesión antes de la PASO y el oficialismo analiza otra jugada para salvar a una jueza clave

“Esta semana no hay sesión”, confirmaron oficialismo y oposición este lunes en el Senado. En otras palabras, luego de fallar la semana pasada una vez, el Frente de Todos/Unión por la Patria ya admitió que no podrá avanzar antes de la PASO con la aprobación de 75 pliegos judiciales, incluido el de la jueza Ana María Figueroa, la camarista clave para Cristina Kirchner que debe jubilarse el miércoles. Sin embargo, el kirchnerismo podría forzar una interpretación para mantenerla en su cargo luego de las elecciones.

El oficialismo lo intentó hasta el final. El 12 de julio, días antes del receso invernal, llegó a convocar a una sesión, que finalmente, cuando todos los senadores del FdT estaban sentados en sus bancas, se cayó por falta de quorum. Faltaron tres legisladores que no forman parte del bloque oficialista: el jujeño Guillermo Snopek y el entrerriano Edgardo Kueider, que abandonaron el bloque oficialista en febrero, y el rionegrino Alberto Weretilneck, aliado del gobierno.

Pasaron las vacaciones de invierno, en las que el Congreso tuvo casi nula actividad, y desde el primer día de agosto el kirchnerismo volvió a la carga para convencer a los tres senadores que necesitaba para llegar a los 37 del quorum. Lo logró parcialmente: Snopek tuvo respuesta a una serie de pedidos parlamentarios y electorales (acompañará la boleta de Sergio Massa como candidato a diputado en Jujuy), y a Kueider el oficialismo le dio dictamen a su proyecto para reducir tarifas eléctricas.

El oficialismo tenía pensado convocar a una sesión para el jueves pasado, pero jamás concretó el llamado. Weretilneck avisó en privado y públicamente que no viajaría la Ciudad de Buenos Aires hasta después de las PASO y que no estaba de acuerdo con la aprobación del pliego de Ana María Figueroa. Con lo cual, no había forma de alcanzar el quorum a menos que cambiara de opinión. Además, una senadora cercana a Cristina Kirchner tuvo un problema familiar y tampoco podría estar.

 
 

Figueroa integra la Cámara de Casación, que también componen Diego Barroetaveña, Daniel Petrone, y que debe dar respuesta al pedido del fiscal Mario Villar para anular el sobreseimiento de la Vicepresidenta y enviarla a juicio oral en la causa por lavado de activos Hotesur-Los Sauces. Este miércoles 9 de agosto Figueroa cumple 75 años. La Constitución establece que debe jubilarse, siempre y cuando no haya un acuerdo en el Senado que extienda sus funciones.

Senadores de los bloques del PRO y la UCR que componen Juntos por el Cambio en la Cámara Alta y de Unida Federal -que integran legisladores que rompieron con el Frente de Todos en febrero- confirmaron a TN que sus presidentes de bancada tuvieron contacto con José Mayans, jefe del interbloque oficialista, que les confirmó que no se sesionará esta semana.

En el entorno de formoseño confirmaron que Mayans -que está hace 22 años en la Cámara Alta y volverá a ser candidato a senador nacional por Formosa- se encontraba este lunes en su provincia haciendo campaña y no regresará antes de la elección del domingo. El miércoles tendrá cierre de campaña en Clorinda y el jueves en la capital. Es decir, completamente descartada una sesión.

Sin embargo, ante el mal pronóstico parlamentario, en el oficialismo empezó a circular en la última semana una lectura que podría traer escándalo y cruces al Congreso luego de las PASO. Algunos senadores K entienden que hay antecedentes, incluso durante el gobierno de Cambiemos, de jueces que, a pesar de ya haber cumplido 75 años, el Senado logró aprobar más tarde su pliego y pudieron mantenerse en el cargo. En el PRO y la UCR dan por hecho que esa será la siguiente jugada oficialista.

 

Pero, como informó este medio en las últimas semanas, el oficialismo no solo quiere aprobar el pliego de Figueroa, a quien señalan como una jueza que “no tranza con los poderes económicos” y que no está cooptada por lo que el kirchnerismo llama “partido judicial”. También quiere avanzar con otros 74 pliegos judiciales, entre jueces, fiscales y defensores oficiales.

La oposición denuncia un intento del oficialismo de sumar poder en el Consejo de la Magistratura -encargado de seleccionar y de remover a los magistrados-, sumando jueces que acompañan la Lista Celeste -alineada con el kirchnerismo- que participa en la elección de la Asociación de Magistrados. La Asociación de Magistrados tiene asiento en el organismo judicial. La Magistratura ya viene teniendo serios problemas para funcionar por falta de mayorías claras y falta de acuerdos.

En cualquier caso, la discusión quedará para después de las PASO. Lo que nadie puede prever en el Senado es cuál es el clima político que dejará la elección desde el lunes y qué margen de negociación tendrá cada sector para imponer su postura en la Cámara Alta, donde manda Cristina Kirchner, pero -como demostraron las últimas dos sesiones fallidas- cada vez con más dificultades./TN