Desgarrador testimonio de un compañero de Morena

En medio de las protestas en Lanús, compañeros y amigos de la pequeña víctima, todos niños, transmitieron su dolor con crudeza
jueves 10 de agosto de 2023
El menor no pudo contener el llanto
El menor no pudo contener el llanto

El crimen de Morena Domínguez en Lanús dejó escenas desgarradoras de llanto y dolor. Compañeros y amigos de la nena de 11 años asesinada por motochorros este miércoles 9 de agosto cuando caminaba hacia su escuela, estuvieron presentes en las protestas que desató el hecho. Allí, un niño en apariencia de la misma edad de la víctima habló ante las cámaras de televisión. La crudeza de su llanto hizo el dolor palpable y las fortísimas imágenes no tardaron en recorres medios de comunicación y redes sociales.

"Queremos respuestas, no queremos tener miedo de salir… no queremos eso…"

"¡Pasa una moto y tenemos que tener miedo, hasta la casa! ¡Tenemos que estar así, mirando! ¡no nos dan respuesta!"

"¡Por favor!"

"¡Una nena de 11 años!"

La escena fue transmitida por un móvil de Canal 9, que cubría pasado el mediodía junto a la gran cantidad de medios de comunicación que llegaron hasta el lugar, luego del atroz hecho. Se encontraba junto a su hermana, mayor de edad, y otros compañeros y amigos de la nena asesinada.

El niño intentaba exteriorizar su angustia, reclamando justicia, pero no lograba contener el llanto.

En ese mismo sitio de las protestas, en Lanús Oeste, brindó testimonio otra nena, quien contó que Morena era su mejor amiga. La descripción que realizó sobre ella fue otro doloroso registro. “Era como mi hermana. Era buena, graciosa, siempre jugaba conmigo. Yo la amaba mucho. No puedo con tanto dolor”.

Las protestas se desataron a lo largo de toda la jornada, primero en los alrededores de la escuela Almafuerte N°60, en la calle Molinedo al 3200, en Villa Giardino, y luego en la Comisaría N°5 con jurisdicción en la zona del crimen, en donde se produjeron disturbios.

El terrible hecho

Morena Domínguez, de 11 años, concurría a clases antes de las 8 de la mañana. Según los testimonios, había ido hasta un kiosco mientas aguardaba que el establecimiento educativo abriera sus puertas. En ese interín fue atacada por dos hombres arriba de una moto.

De acuerdo a la investigación, se trata de dos hombres mayores de edad, de 25 y 28 años, quienes frenaron la motocicleta, golpearon violentamente a la nena para robarle la mochila y su teléfono celular, y luego del salvaje ataque huyeron dejándola tirada.

Los servicios de emergencia tardaron minutos en llegar, mientras vecinos y madres de otros alumnos de la escuela intentaban socorrerla. La autopsia determinó que un golpe mortal en su estómago provoco el fallecimiento de la criatura. “Luego de realizar maniobras de reanimación se logró estabilizarla, se la trasladó a terapia intensiva pediátrica, donde finalmente falleció. Para nosotros, producto de un trauma craneoencefálico grave, algo que deberá ser confirmado por la autopsia”, declaró Javier Maroni, director médico del Hospital Evita.

Los presuntos asesinos serían dos hermanos, con antecedentes penales, quienes habrían intentado vender el teléfono robado a la víctima en el barrio porteño de Once, horas después de cometer el crimen. El hecho es investigado por la fiscal Silvia Bussano, de la Unidad Funcional de Instrucción N° 7 de Lanús-Avellaneda.

El asesinato conmocionó a la ciudadanía e hizo estallar los reclamos por seguridad en la provincia de Buenos Aires. Las palabras del menor que gritó pidiendo protección para estar en la vía pública se acumula entre el testimonio de los vecinos que dan cuenta de los constantes robos y ataques de motochorros.

El impacto del hecho, además, se acrecentó por el contexto, cuando sólo faltan días para las elecciones primarias, a realizarse el próximo domingo 13 de agosto. Todos los frentes políticos decidieron suspender cualquier actividad proselitista y actos de cierre de las campañas políticas.

Fuente: Infobae

Temas de esta nota