El 2023 podría ser el año más caluroso, pero el 2024 sería peor

La NASA confirmó el mes de julio como el más cálido que se tenga registro. Según especialistas la actividad humana provoca los efectos del cambio climático que generan un "calentamiento continuo" en el planeta.
martes 15 de agosto de 2023
El 2023 podría ser el año más caluroso, pero el 2024 sería peor
El 2023 podría ser el año más caluroso, pero el 2024 sería peor

Expertos en clima del gobierno estadounidense informaron que existe un 50% de probabilidades que el 2023 sea el año más caluroso jamás registrado y alertaron que el año próximo será aún peor. Por su parte, la NASA confirmó que el mes de julio fue el más sofocante del que se tenga registros a nivel global.

Científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) expresaron su preocupación por el veloz cambio climático y las terribles consecuencias que está generando. Además, estos profesionales señalaron que dichos efectos están provocando un aumento del “calentamiento continuo”.

Sarah Kapnick, científica jefe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), confirmó: "Hasta la fecha, 2023 es el tercer año más cálido registrado". Y detalló: "Es prácticamente seguro -más del 99% de probabilidades- que 2023 será uno de los cinco años más cálidos jamás registrados, con una probabilidad de casi el 50% que 2023 sea el más cálido de todos".

Por su parte, Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, agregó que 2024 puede ser aún más caluroso que este año debido al fenómeno de calentamiento del Pacífico conocido como El Niño. Schimidt alertó: "El mayor impacto de El Niño se producirá en realidad en 2024". "Prevemos que no sólo 2023 será excepcionalmente cálido y posiblemente un año récord, sino que 2024 será aún más cálido", subrayó.

Por su parte, según publicó la agencia AFP, el observatorio climático Copérnicus de la Unión Europea informó la semana pasada que julio fue el mes más caluroso jamás registrado en la Tierra, y las cifras de la NOAA del lunes coinciden con los datos europeos. Durante el mes de julio se registró una temperatura media global de 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales.

La NOAA publicó que “la temperatura media de la superficie terrestre en julio fue de 2,02 grados Farenheit (1,2 grados Celsius) por encima de la media, lo que la sitúa como el julio más cálido en los 174 años de registros".

Efectos trascendentales que parecen imperceptibles

Kate Calvin, jefa científica de la NASA y asesora principal sobre el clima, destacó que "el cambio climático está teniendo repercusiones en las personas y los ecosistemas de todo el mundo".

La especialista señaló que "además de los cambios de temperatura, experimentamos otros cambios, como el aumento del nivel del mar, la disminución del hielo marino en el Ártico, los incendios forestales, las fuertes precipitaciones, etc”.

En la misma línea y confirmando los dichos de Calvin, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica detalló que las temperaturas de la superficie de los océanos alcanzaron un récord en julio por cuarto mes consecutivo al mantenerse las condiciones de El Niño surgidas en junio.

Con una mirada pesimista del futuro, el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, afirmó: “Los extremos meteorológicos sufridos por millones de personas en julio no son más que la dura realidad del cambio climático y un adelanto de lo que nos reserva el futuro”. /Perfil