¿El BCRA volverá a subir la tasa de plazos fijos por la inflación?

Si la inflación de agosto supera el 10% como estiman consultoras, la tasa del plazo fijo será negativa. ¿Qué decisión tomará el BCRA según analistas?
miércoles 06 de septiembre de 2023
¿El BCRA volverá a subir la tasa de plazos fijos por la inflación?
¿El BCRA volverá a subir la tasa de plazos fijos por la inflación?

Ante un escenario de aceleración inflacionaria en agosto por el impacto de la devaluación, la expectativa de los ahorristas está enfocada en qué hará el Banco Central este mes con la tasa de interés de los plazos fijos.

El próximo miércoles 13 de septiembre el INDEC difundirá el dato de inflación de agosto que, según estimaciones de consultoras privadas se ubicó en un rango de entre 10,7 % y 12,5%, lo que implicaría una fuerte aceleración frente al 6,3% de julio.

Los jueves es el día que habitualmente se reúne el directorio del Banco Central, con lo cual se espera que tras conocerse en la víspera la cifra de inflación, la entidad monetaria informe su decisión respecto a la tasa el 14 de septiembre.

La última vez que el BCRA la ajustó fue el lunes 14 de agosto, el día posterior a las PASO y en el marco de la implementación de un salto devaluatorio del 22%, dispuso elevar la tasa de la Leliq a 28 días 21 puntos del 97% TNA a 118%, con lo cual la tasa efectiva anual (TEA) actual se ubica en 209%. Desde entonces, el rendimiento del plazo fijo tradicional a 30 días de hasta $30 millones para personas físicas es de 9,7% mensual. Y para el resto de las colocaciones del sector privado la tasa mínima garantizada actual está en 111%, es decir que da una rentabilidad de 9,12% mensual.

Tasa del plazo fijo: ¿qué lectura hacen los analistas?

Los analistas consultados por iProfesional afirman que el BCRA debería subir la tasa de interés de los plazos fijos cuyo rendimiento actual quedaría en terreno negativo si el costo de vida del mes pasado es superior al 10% cómo proyectan las consultoras privadas,

En ese sentido, argumentan que es una variable clave que monitorea el FMI, dado que en el staff report de la última revisión del acuerdo con Argentina el organismo aludió a la necesidad de mantener la tasa de interés en terreno real positivo.

Sin embargo, los especialistas admiten que en la recta final rumbo a las elecciones no es una decisión fácil por el costo que implica esa medida en términos de encarecimiento del crédito para las familias y empresas, el impacto sobre la actividad económica, y el deterioro del déficit cuasifiscal del BCRA.

Y es que al subir la tasa de interés sube la velocidad a la que crecen los pasivos de la entidad, lo que alimenta la expectativa de inflación hacia el futuro y empeora el balance de la entidad. Al respecto, Fernando Baer, economista indicó que el BCRA "hoy está pagando casi 8 puntos anuales de PBI por intereses, y el stock de pasivos remunerados representa 11 puntos del PBI, por lo cual si llevas la tasa a niveles reales de nuevo positivos eso se va a más que duplicar en un año".

"Es un problema importante para adelante. Pero hay un balance que tiene que haber entre sostener la demanda de dinero y tratar de evitar que eso se espiralice", sostuvo.

Tasa del plazo fijo: ¿cuánto debería subir?

Nery Persichini, estratega de GMA Capital calculó que "si la inflación de agosto es 11% o 12%, el BCRA debería aumentar la tasa entre 14 y 26 puntos porcentuales para seguirle el ritmo a la nominalidad".

"Creo que la clave pasará por la lectura que haga el directorio del BCRA sobre el shock de la devaluación sobre los precios. Si consideraran que el impacto fue transitorio sobre agosto y septiembre, quizás el endurecimiento monetario no sea tan fuerte como debería serlo en el caso de una mirada más permanente", manifestó.

Por su parte, la economista Natalia Motyl estimó que "debería subir la tasa de interés anual por lo menos al 132% anual, con una tasa de interés efectivo mensual del 11%". Y justificó: "Estamos en una época en dónde el mercado descuenta que habrá una corrección post elecciones, más un impacto negativo sobre expectativas por aceleración de inflación por encima de dos dígitos y un mercado cambiario bastante volátil, por lo que será necesario una política monetaria agresiva".

A su vez, Andrés Reschini, analista de F2 Soluciones Financieras, especuló que "es posible que puedan llegar a subir la tasa". Y es que piensa que en el gobierno "prefieren más tasa a otra escalada en el dólar" paralelo. Y "además se sabe que la inflación de septiembre viene con un arrastre importante y necesitan anclar expectativas".

Asimismo, Francisco Ritorto, economista de ACM, aseveró que "el ajuste de la tasa de interés tiene que ir en línea con la aceleración inflacionaria y de esta forma evitar mayores presiones en el mercado cambiario".

"Una vez que se sepa la inflación de agosto, marcará un piso para lo que es septiembre. Si nos guiamos por las expectativas inflacionarias, es probable que la tasa mensual de interés quede por debajo, y en ese escenario debería ser necesario ajustarla para mantener al peso competitivo", justificó.

Si bien los analistas alegan que el BCRA debería subir la tasa para sostener la demanda de dinero, la mayoría cree que es probable que la entidad monetaria la mantenga sin cambios.

 

Temas de esta nota