Postal del 2005

La foto de Silvina Luna que se expuso en una muestra de arte

El miércoles pasado mientras amigos y familiares le daban el último adiós a la modelo, una foto suya era exhibida en el Instituto Tomie Ohtake de San Pablo, Brasil.
miércoles 13 de septiembre de 2023
 La foto de Silvina Luna que se expuso en una muestra de arte
La foto de Silvina Luna que se expuso en una muestra de arte

El jueves 31 de agosto murió Silvina Luna después de más de una larga lucha contra los problemas de salud que arrastró por las intervenciones quirúrgicas que se realizó con Aníbal Lotocki.

El miércoles pasado mientras amigos y familiares le daban el último adiós a la modelo en el Cementerio de La Chacarita, una foto suya era exhibida en la muestra “Un lento venir viniendo”, que expone obras de la Colección Oxenford (curada por Mariano Mayer) en el Instituto Tomie Ohtake de San Pablo, Brasil.

La fotógrafa que capturó el momento fue Rosana Schoijett, quien aparece acostada al lado de Luna, y que habló con TN Show para contar la historia detrás de la postal que recorre internet.

La foto de Schoijett exhibida en el Instituto Tomie Ohtake de São Paulo (Foto: gentileza Erica Bohm)

“La foto con Silvina es del 2005 y fue realizada en Mar del Plata durante una producción para la revista Hombre. Forma parte de la serie Kiosco en las que posaba al lado de las celebridades que retrataba para la Editorial Perfil”, comenzó explicando.

Sobre su idea, precisó: “Al terminar la sesión preguntaba al retratado si podíamos hacer unas fotos juntos. Luego le pedía al periodista o a quien estuviera cerca que realizara varias tomas respetando los ángulos del encuadre que le marcaba previamente. Cuando recién empecé con esta serie las fotos eran muy parecidas, posábamos abrazados y sonriendo a cámara, como cualquier fan con su ídolo. Para cuando se juntaron varias fotos con la misma pose, ya era hora de jugar un poco más. Así sumé el pedido de que no sonrieran y que no me abrazaran mientras buscaba nuevos rincones para ubicarme”.

“Empecé la serie con timidez y con la idea de compartir estos souvenirs del trabajo con mis compañeros de una beca de arte (la Beca Kuitca) que ponían cara de asombro cada vez que les contaba con quién había estado. De ver sus caras nació el impulso de observar mi trabajo editorial desde otro ángulo. Siempre me fascinaron los colegas que frente a un acontecimiento público donde todos nos empujamos para encuadrar desde el mismo ángulo, ellos se ponen a un costado y se la juegan con otro punto de vista. Con esta serie creo que me fui poniendo tan al costado que seguí de largo y me caí del otro lado de la cámara”, añade sobre su trabajo.

Repensar la fotografía para evitar caer en los estereotipos de belleza
A Schoijett la muerte de Silvina Luna la invitó a pensar sobre los cánones de belleza impuestos en la sociedad. “El doloroso y prematuro final de la vida de Silvina nos conmociona y llama a un cambio. Ya se habla de la Ley Silvina para regular y supervisar las modificaciones estéticas de los cuerpos ¿Pero cómo se regula o supervisa a todo lo que nos esclaviza al estereotipo de belleza ideal en nuestra cultura? Quizás esa sea la raíz del problema”, dijo.

A la vez, reconoció tener sensaciones encontradas: “La circulación que está teniendo esta imagen por un lado me halaga, pero por otro me inquieta, me cuestiona como fotógrafa. Cuando estoy retratando para una publicación, siento como si tuviera un chip incorporado que me lleva a rejuvenecer o adelgazar a quien posa delante de la lente mediante un tipo de iluminación o poses específicas que disimulan lo que no encaja en ese molde tácito”.

La fotografía de Rosana Schoijett en la Colección Oxenford, en San Pablo (Foto: gentileza Erica Bohm)

Y analizó: “Se podrá decir que las operaciones fotográficas son más inocuas que las quirúrgicas, sin embargo, estas imágenes que producimos casi sin cuestionar, son los espejos en los que la sociedad se mira, se mide, se siente en falta, y como consecuencia de esta incongruencia altera su cuerpo para sintonizarlo con ese reflejo”.

“Quienes fotografiamos para medios de difusión masiva también somos responsables de perpetuar el estereotipo de cuerpo ideal. Ideal que puede ser letal como se ha comprobado en casos de bulimia, anorexia, o en el acoso por gordura, por discapacidad, por género, por color de piel, etc. Es una lista larga lamentablemente”, asevera la fotógrafa.

La foto de Schoijett exhibida en el año 2005, en el MALBA, en la exposición Vida real (Foto: gentileza Rosana Schoijett)

Schoijett también habló de la Ley de Talles y cómo su implementación no es efectiva: “Hace apenas dos años se reglamentó la Ley de Talles para erradicar la discriminación hacia los cuerpos en la industria textil. Con esta ley la ropa debería confeccionarse de acuerdo a las medidas corporales de la población argentina. Pero la última encuesta del Ministerio de Salud de la Nación indica que más del 60 % de los mayores de 18 años están excedidos de peso y un porcentaje similar sigue sin encontrar ropa de su talle”.

“Volviendo a los medios de comunicación, ¿cuánta diversidad corporal ofrece una publicación a sus lectores? Sería deseable que el público también pudiera encontrar opciones de talles, de cuerpos legitimados por el cuarto poder al recorrer sus páginas”, criticó la artista.

En el 2008 eligieron la foto de Schoijett para ilustrar la tapa de la revista Otra Parte (Foto: gentileza Rosana Schoijett)

Por último, Rosana Schoijett cerró con una propuesta que podría ser innovadora: “¿Y si implementamos algo similar a la Ley de Talles en la industria editorial? Quizás así podríamos aportar nuestro granito de arena para disminuir la opresión y alienación que produce la homogeneidad de todo modelo normativo. Trabajemos para un mundo donde coexistan múltiples paradigmas de belleza ¡Larga vida a la diversidad!”. /TN

Temas de esta nota