Juicio por la violación grupal en Palermo: la polémica frase de un acusado

Hace poco más de un mes que comenzó el debate por el hecho ocurrido en febrero de 2022. Se espera que la condena se conozca a fines de noviembre. Hay expectativa por la declaración de Ángel Pascual Ramos, uno de los más complicados en la causa.
viernes 13 de octubre de 2023
Juicio por la violación grupal en Palermo: la polémica frase de un acusado
Juicio por la violación grupal en Palermo: la polémica frase de un acusado

Lento, con audiencias suspendidas y una agenda complicada. Así avanza el juicio contra los seis detenidos por la violación grupal de una joven en Palermo, ocurrido durante el feriado de carnaval en 2022.

A raíz de que el tribunal está vacante, los jueces hacen malabares a la hora de coordinar tanto con los abogados de la querella como los defensores para fijar fechas, lo que desordenó el cronograma inicial del proceso. “Somos muchas personas involucradas y es difícil lograr que todos estén para los días que salen. Se va armando por audiencia y se complejizó bastante la situación”, señaló a TN Hugo Figueroa, abogado de la víctima.

Ya pasaron por el estrado la denunciate, testigos del hecho y peritos que analizaron los dos teras de videos y siete cuerpos de causa. En ese sentido, el representante de la joven de 22 años sostuvo: “Todo lo que se escuchó está dentro de lo esperable. No he visto que se haya producido una prueba exculpatoria para ninguno de los acusados”.

Sin embargo, hasta el momento solo uno de los imputados decidió declarar: se trata de Lautaro Dante Ciongo Pasotti. Es uno de los más complicados en la causa, ya que su perfil genético fue hallado en la ropa interior y en los hisopados realizados a la chica.

En su escueto testimonio, el acusado intentó desligarse del episodio y atinó a decir que solo se besaron. Según lo que dijo ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional (TOC) 14 de la Ciudad de Buenos Aires, nunca se sacó la ropa y tampoco estuvo involucrado en la violación.

“Su declaración es ridícula. No dio una explicación lógica y su ADN está en la ropa interior y en los hisopados, no es que aparecieron en cualquier lado. Dice que solamente la besó, pero cuando le preguntaron cómo llego el material no supo decir nada”, manifestó Figueroa.

En ese sentido, detalló que Ciango Pasotti afirmó “haber visto a la joven teniendo relaciones con (Ángel Pascual) Ramos”. Este último admitió, al comienzo del juicio, que había estado con la víctima, pero se proclamó inocente: “Yo no abusé de nadie y no hubo un plan para abusar de nadie”.

La próxima audiencia será el 24 de octubre y lo tendrá a él como protagonista: “Queda pendiente su declaración. Va a ser importante lo que diga, porque es el otro complicado y hay que ver si su suerte está cerrada”. Según pudo saber TN, ni Franco Jesús Lykan ni Ignacio Retondo prestarán declaración en lo que resta del debate.

Luego será el turno de los peritos psicólogos y después comenzaría la recta final con los alegatos que, de acuerdo a la estimación del letrado, serán tres. En ese contexto, la condena se conocería a fines de noviembre o a principios de diciembre.

El duro testimonio de la víctima: “Esto me arruinó la vida”

La segunda jornada estuvo atravesada por muchas emociones. Le tocó declarar a la víctima y, aunque en principio se barajaba la posibilidad de que lo hiciera de manera virtual, finalmente accedió a presentarse frente al tribunal y contar su verdad.

“Nunca di el consentimiento, esto me arruinó la vida. Nunca hubiera prestado consentimiento para estar con un hombre, no es mi inclinación sexual”, expresó.

Y profundizó: “Me da miedo salir a la calle, que la gente me reconozca. Tengo pesadillas, siento que me voy a morir. Sueño que me secuestran, que me llevan en un auto a un lugar muy oscuro”.

Los seis detenidos no estuvieron presentes en la sala mientras ella brindaba su relato, pero sí pudieron escucharla en un salón contiguo. Asimismo, Figueroa contó que fue muy fuerte para la joven afrontar a los magistrados y narrar lo que había vivido aquel día de febrero: “Quedó muy conmocionada, revivir esa situación la alteró mucho. Tuvo días difíciles después”.

“Yo evacúo sus dudas, pero no quiere estar tan pendiente porque es algo que la pone mal. De cualquier manera, está muy expectante con el resultado final de esto”, concluyó el abogado.

Violación grupal en Palermo: el rol de los acusados

Los seis detenidos enfrentan una acusación por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la intervención de dos o más personas” -delito que prevé una pena de 8 a 20 años de cárcel-, y “lesiones leves” -de un mes a un año de prisión-, ambos en concurso real y en calidad de “coautores”.

Durante el feriado de carnaval del 28 de febrero, en la calle Serrano al 1300, una pareja de panaderos y otro vecino notaron que un grupo de jóvenes abusaba de una joven dentro de un auto estacionado junto a la vereda. Ante esa situación, uno de los testigos se enfrentó a ellos para defenderla y retenerlos hasta que llegara la Policía.

Minutos más tarde, llegó un patrullero que halló a siete personas en el lugar: cuatro hombres adentro del Volskwagen Gol, dos afuera que oficiaban de “campana” y una mujer que estaba desvanecida.

Según el expediente, mientras cuatro de los imputados -Ramos, Ciongo Pasotti, Cuzzoni y Lykan- estuvieron dentro del auto con la víctima, los otros dos -Domínguez y Retondo- cantaban y tocaban la guitarra en la vereda, aunque “observando y convalidando el ataque sexual”.

En ese momento, la joven afirmó que había sido abusada sexualmente en el auto por cuatro de los presentes. Luego la trasladaron al hospital para realizar pericias, donde intervino la Oficina de Violencia Sexual. Por otro lado, los oficiales secuestraron del interior del vehículo 11,8 gramos de marihuana, una pastilla de LSD y siete celulares. Una de esas drogas fue hallada en el organismo de la víctima.

Los perfiles de ADN de Ramos y Ciongo Pasotti -dueño del auto- fueron hallados en la ropa interior y en los hisopados realizados a la joven. En el caso de Ramos, su patrón genético apareció también bajo las uñas de la chica, lo cual para los responsables de la acusación constituye una prueba de que la víctima se resistió al ataque./ TN