Cómo preparar un shampoo anticanas casero con fáciles ingredientes

Agregale solo 2 ingredientes a tu shampoo habitual y olvidate de las molestas canas. ¿Cómo se prepara?
lunes 06 de noviembre de 2023
Cómo preparar un shampoo anticanas casero con fáciles ingredientes
Cómo preparar un shampoo anticanas casero con fáciles ingredientes

La pérdida de pigmentación o disminución de melanina en el cuero cabelludo es la causante de las populares canas, aquellas mechas de color gris o blanco que aparecen en el pelo. Si de solo pensarlo te da escalofríos, no te preocupes. Te dejamos un poderoso shampoo casero para cubrirlas.

Desde hace muchos años las canas han sido sinónimo de tabú ya que las personas han asociado a este proceso de cambio de color en el cabello con el paso del tiempo y el envejecimiento. Pero muchas veces se generar por factores ajenos e incontrolables. De igual manera, podés preparar este shampoo anticanas.

 

Para poder tratar las canas, existen infinidad de maneras de hacerlo, como el uso de productos elaborados químicamente. Por otro lado, están los productos de elaboración natural y que terminan aportando infinidad de beneficios al cabello. Uno de esos es este shampoo con ingredientes de cocina.

Antes de aplicar el shampoo anticanas, es importante diferenciar a las canas sólidas y a las huecas, donde estas últimas aparecen por la inactividad de los melanocitos y no es reversible. Las sólidas dan por problemas en las células capilares. ¡Ahora sí, allá vamos!

Cómo preparar un shampoo natural para cubrir las canas

Qué necesitás:

  • 200 mililitros de shampoo (sin sulfatos ni silicona)
  • Bicarbonato de sodio, 1 cucharada sopera
  • Café, 2 cucharadas

Cómo hacerlo:

  • Mezclá el shampoo con el bicarbonato de sodio y el café.
  • Revolvé hasta que quede una textura homogénea y un color marrón oscuro (si no llegaste al tono deseado, podés añadir más café).

Cómo aplicarlo:

  • Aplicá tu shampoo casero por toda la cabeza mientras te estás bañando y realizá suaves masajes sobre el cuero cabelludo.
  • Luego de 1 minuto, enjuagá con agua tibia y colocate tu acondicionador habitual.
  • Lo recomendable es hacerlo cada dos días y usarlo por tres meses para notar mejores resultados.
Temas de esta nota