Rezo del Angeluz en Roma

El papa Francisco recomendó usar menos el teléfono para cuidar la vida interior y “ver la luz en los ojos de los demás”

El pontífice instó a no estar tan pendiente de la apariencia y dijo que lo sabio y correcto es “custodiar el corazón”. Además, urgió a la pacificación de Oriente Próximo y pidió no olvidar otros países en guerra como Ucrania y Sudán.
domingo 12 de noviembre de 2023
El papa Francisco recomendó usar menos el teléfono para cuidar la vida interior y “ver la luz en los ojos de los demás”
El papa Francisco recomendó usar menos el teléfono para cuidar la vida interior y “ver la luz en los ojos de los demás”

El papa Francisco recomendó este domingo cuidar la vida interior y no estar tan pendiente de la apariencia y, para ello, animó a separase “un poco” de los teléfonos para escuchar a los demás, en su discurso del Ángelus dominical.

El pontífice se pronunció así al comentar la parábola de las diez vírgenes, reflexionando sobre los conceptos de sabiduría y necedad desde la ventana del Palacio Apostólico, ante unos 20.000 fieles que le escuchaban desde la Plaza de San Pedro.

“Miramos a nosotros mismos y nos percatamos de que nuestra vida corre el mismo riesgo: muchas veces se está muy atento a la apariencia, lo importante es cuidar la propia imagen y quedar bien ante los demás, pero Jesús dice que la sabiduría de la vida es otra cosa”, sostuvo.

Para Francisco, lo sabio y correcto es “proteger lo que no se ve pero que es más importante”, es decir, “custodiar el corazón”.

Esto, explicó, implica “saber detenerse para escuchar al propio corazón y vigilar los propios pensamientos y sentimientos”.

“¿Cuántas veces no sabemos qué ha ocurrido en nuestro corazón, qué ha ocurrido dentro de nosotros? La sabiduría significa saber dar un lugar al silencio para ser capaces de escucharnos a nosotros mismos y a los demás”, dijo.

Pacificar Oriente Próximo y pide no olvidar a Ucrania y Sudán

El papa Francisco también urgió a la pacificación de Oriente Próximo, porque “todo ser humano tiene derecho a vivir en paz”, y pidió no olvidar otros países en guerra como Ucrania y Sudán.

“El pensamiento cada día va dirigido a la gravísima situación en Israel y Palestina. Estoy cerca de todos los que sufren, palestinos e israelíes, los abrazo en este momento oscuro”, dijo.

Francisco pidió que “las armas se detengan, pues no llevarán jamás a la paz, y que el conflicto no se amplíe”.

Fieles con la bandera de Ucrania durante el Angelus en la Plaza San Pedro (Vatican Media/­REUTERS)

“Basta, hermanos, basta. Que en Gaza se socorran inmediatamente los heridos, se protejan los civiles, se hagan llegar muchas más ayudas humanitarias a esa población exhausta, se liberen los rehenes, entre los que hay muchos niños y ancianos”, solicitó.

Y agregó: “Todo ser humano, ya sea cristiano, hebreo, musulmán, de cualquier pueblo o religión, es sagrado, es precioso a los ojos de Dios y tiene derecho a vivir en paz”.

El pontífice llamó a “no perder la esperanza” y a “trabajar sin descanso para que el sentido de humanidad prevalezca sobre la dureza de los corazones”.

Francisco también pidió “no olvidar a la martirizada Ucrania”, en guerra para defenderse de la invasión rusa.

Habló de la guerra civil que atraviesa Sudán desde hace meses, un conflicto, dijo el pontífice, que “no acaba y que está provocando numerosas víctimas, millones de desplazados internos, refugiados en los países limítrofes y una gravísima situación humanitaria”.

“Estoy cercano a los sufrimientos a esas queridas poblaciones del Sudan y lanzo un llamamiento encendido a los responsables locales para que favorezcan la entrada de ayuda humanitaria y con la ayuda de la comunidad internacional, trabajen en la búsqueda de soluciones pacíficas”, emplazó.

Ecología

Además, Francisco instó a crear un mundo más ecológico al recordar tras el rezo del Ángelus el segundo aniversario de la Plataforma de Acción “Laudato Si”, que busca aplicar la doctrina que el pontífice indicó en su encíclica del mismo nombre sobre el Medio Ambiente en 2015.

“Agradezco a quienes se han sumado a esta iniciativa y animo a proseguir el camino de conversión ecológica”, emplazó desde la ventana del Palacio Apostólico, tras el Ángelus.

Asimismo, el papa argentino pidió rezar por la celebración de la COP28 de Dubái, a la que él mismo acudirá el 1 de diciembre./infobae

Unos 20.000 fieles escucharon al Papa desde la Plaza de San Pedro. (Vatican Media/Reuters)

Temas de esta nota