Deuda: la Argentina debe pagar más de US$2600 millones a principios de 2024

La cifra contempla las obligaciones con el FMI, el Club de París y bonistas. El mes más desafiante será enero y el nuevo presidente tendrá que buscar alguna fuente de divisas para afrontar los compromisos.
miércoles 15 de noviembre de 2023
Deuda: la Argentina debe pagar más de US$2600 millones a principios de 2024
Deuda: la Argentina debe pagar más de US$2600 millones a principios de 2024

Los primeros meses del próximo gobierno estarán lejos de ser una transición tranquila hasta el inicio del próximo año legislativo. La economía, que está en modo “wait and see” desde hace meses, aguarda definiciones en el plano cambiario y fiscal. Pero, también, los acreedores esperan respuestas por parte de la Argentina.

A lo largo del primer trimestre de gobierno, el país enfrenta pagos al FMI y otros organismos internacionales, así como a bonistas. Según cálculos de Ecolatina, “entre diciembre y febrero el Tesoro deberá afrontar vencimientos en moneda extranjera por más de US$6200 millones: US$3700 millones con el FMI, más de US$1500 millones correspondiente a títulos públicos (cerca de la mitad en manos del sector público) y US$1000 millones con otros organismos internacionales y el Club de París”.

 

 

La estimación de Quantum Finanzas está en la misma línea, aunque es algo más elevada e indica que las deudas a pagar entre diciembre y febrero ascenderían a casi US$6500 millones. De ese total, US$4393 millones corresponderían a la deuda con el FMI, el Club de París y otros organismos internacionales. En tanto, unos US$2095 millones serían por el pago de bonos y letras.

En ambos casos, el primer mes de 2024 luce como el mes más desafiante, con pagos que ascienden a US$3985 millones. “Enero será el mes de las tensiones y ahí veremos cómo lo resuelven”, afirmó Fernando Baer, economista de Quantum.

A la caza de dólares frescos

La gran incógnita es con qué fondos afrontará los pagos el próximo Gobierno, que asumirá con reservas netas negativas por alrededor de US$10.000 millones y brutas en mínimos que no se veían desde 2006. A ese panorama, Ecolatina agregó la preocupación por el resultado de la cosecha fina. Los dólares que aporta el agro en esa temporada suelen ayudar al Banco Central a acumular reservas mientras espera por las ventas de divisas correspondientes a la cosecha gruesa, que empiezan a llegar recién en abril.

“La estimación de la cosecha triguera de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) se ajustó a 13,5 M/Ton, apenas por encima del paupérrimo resultado del ciclo pasado (11,5 M/Ton) y marcando el segundo peor registro de los últimos 8 años”, señaló la consultora.

En ese contexto, el próximo presidente deberá renegociar el programa vigente con el FMI, con el objetivo de cambiar el esquema de pagos y/o conseguir nuevos desembolsos que refuercen las reservas. “De dónde puedan salir los fondos, dependerá de quién gane, de si se sientan a negociar rápido con el FMI, de si hay un programa integral... En principio, para pagarle al FMI quedan los yuanes del segundo tramo del swap que aún no se usaron, pero dependerá de quién llegue y cómo”, consideró Baer.

Como está hoy, el cronograma de vencimientos que enfrenta la Argentina está lejos de hacerce más fácil a medida que avance el próximo mandato presidencial. “Haciendo zoom en la deuda en moneda externa, entre 2024 y 2026 el Gobierno debe afrontar vencimientos por más de US$53.000 millones (excluyendo Letras Intransferibles, Letras en Garantía y Avales), es decir, más de US$17.800 millones en promedio por año”, anticipó Ecolatina./TN