Qué tienen en común Elon Musk y Steve Jobs

Según el biógrafo estadounidense, Walter Isaacson, existen similitudes en su personalidad y debilidades
sábado 18 de noviembre de 2023
Elon y Steve
Elon y Steve

Es imposible negar como el mundo de la tecnología y los negocios ha sido marcado por las figuras influyentes de Elon Musk y Steve Jobs, dos de los visionarios más famosos de todos los tiempos.

Y según, Walter Isaacson, el biógrafo de ambos, existen grandes similitudes entre estos dos titanes. Al menos eso concluye después de más de dos años de investigación sobre el fundador de la compañía de vehículos eléctricos Tesla y más de 40 entrevistas con quien fue la mente maestra detrás de Apple.

De hecho, a lo largo de su nuevo libro sobre el multimillonario nacido en Sudáfrica, Isaacson compara repetidamente al también CEO de SpaceX con Jobs, desde sus personalidades y estilos de gestión, hasta su mayor debilidad. E incluso afirma que Musk es “en cierto modo, el Steve Jobs de nuestro tiempo” haciendo énfasis sus similitudes más destacadas:

- Control detallado

Según el periodista y escritor estadounidense, Musk al igual que Jobs, sabe ejercer un alto nivel de control sobre los detalles más pequeños de sus empresas. Esta dedicación obsesiva al control a menudo se traduce en un enfoque microgestionador de sus operaciones.

Para Isaacson, ninguno de los dos dudó para destituir a cofundadores o colocarlos en un segundo plano para avanzar en su visión. E incluso señala la relación de Jobs con Steve Wozniak en Apple, así como la situación tumultuosa entre Musk con Martin Eberhard.

- Pasión por la simplicidad

La pasión por la simplicidad en el diseño de productos que caracterizó a Jobs, también es algo que comparte Musk. Según el biógrafo, ambos entendieron que el diseño no es solo estético, sino que debe estar intrínsecamente ligado a la ingeniería y la funcionalidad.

Además, la capacidad de crear expectación alrededor de sus productos para convertirlos en objetos de deseo, es otra cosa en común que comparten.

- La “vena oscura”

Tanto Musk como Jobs tienen una reputación de ser líderes con una “vena oscura”, la cual según Isaacson, es un resultado de su comportamiento desafiante, a veces cruel y su falta de empatía.

Incluso señala que exnovia del fundador de SpaceX apodó esta mentalidad como “modo demonio”, que se manifiesta cuando Musk carece de empatía, arremete contra un trabajador o exige a los empleados que se apresuren a cumplir un plazo poco realista.

Adicionalmente, que hayan empleado la frase “eso es lo más estúpido que he oído nunca” cuando estaban a punto de criticar a un empleado es otra cosa que los hace similares. Sin embargo, esta honestidad brutal que puede ser desconcertante, también fue eficaz para formar equipos altamente motivados y evitar la complacencia.

- Falta de compañerismo

Tanto Musk como Jobs han sido descritos por Isaacson como líderes cuya prioridad siempre ha sido cumplir una misión más amplia, no importa si eso significa ofender o intimidar a quienes trabajaban con ellos.

Resaltando que no buscaban la amistad de sus colegas, sino la excelencia en la ejecución de sus visiones. Esta falta de preocupación por las relaciones personales les llevo a asumir un rol de “macho alfa” en sus empresas, marginando a importantes figuras del liderazgo

- Plazos ambiciosos

Ambos tenían un fuerte sentido de urgencia y establecían plazos agresivos que a veces parecían poco realistas. Esta característica buscaba impulsar a sus equipos a esforzarse más, pero también podía ser “desmoralizador” si los plazos eran inalcanzables.

De hecho, la capacidad de Musk y Jobs para establecer plazos ambiciosos que llevó a sus empresas a superar a la competencia, también ha sido una fuente de estrés constante y es descrita por Isaacson como una debilidad.

En Tesla SpaceX, Musk es conocido por imponer plazos agresivos que cambian continuamente. Por ejemplo, el multimillonario lleva prometiendo la llegada de los coches autónomos desde 2015, y ha cambiado el plazo para el Cybertruck varias veces en los últimos años.

Hay una gran diferencia

Isaacson también destacó una de las grandes diferencias que existen entre ambas partes, resaltando que Musk es más un ingeniero práctico que Jobs.

- Interacción con la fabricación

El magnate dedica mucho más tiempo en las líneas de producción que en la sala de diseño y cree que diseñar la máquina que fabrica la máquina es tan importante como diseñar el producto original. De hecho, su enfoque se centra en la innovación a través de la iteración constante y la mejora continua.

Musk es conocido por caminar por las cadenas de producción de Tesla y SpaceX, e incluso duerme en las instalaciones durante los largos sprints (tiempo breve en el que trabaja un equipo en un desarrollo) de desarrollo de productos.

En contraste, “por mucho que piense que Steve Jobs era genio total, él diseñaba un producto, ya fuera el Mac o el iPhone, y luego lo lanzaba por encima del muro a alguna planta de fabricación china. Nunca visitaba la fábrica”, destacó el biógrafo.

Temas de esta nota