Las Levid: otra bomba millonaria del Banco Central que traerá complicaciones a la gestión de Milei

Entre títulos ajustados por dólar oficial y venta de futuros, la cifra en juego ya asciende a USD 10.000 millones. Generaría una millonaria emisión de pesos en caso de devaluación.
miércoles 29 de noviembre de 2023
Las Levid: otra bomba millonaria del Banco Central que traerá complicaciones a la gestión de Milei
Las Levid: otra bomba millonaria del Banco Central que traerá complicaciones a la gestión de Milei

Cuando todavía no se sabe qué salida habrá para las Leliq y el excedente de pesos, otra deuda polémica emitida por el Central generó una señal de alerta máxima entre los inversores. Se trata de un título que ofrece ajuste por tipo de cambio oficial, que por lo tanto permite cubrirse gratis a quienes lo poseen en un 100% en caso de devaluación.

El bono en cuestión se denomina Lediv, que es la sigla de “Letras internas en dólares liquidables en pesos”, al tipo de cambio mayorista, que surge de la Comunicación “A” 3.500.

Estos bonos surgieron como un instrumento apuntado a determinados sectores que no conseguían el acceso a dólares para importar, ante la escasez de reservas. El Central dispuso que ante las complicaciones para acceder al mercado cambiario, directamente puedan suscribir un título en pesos que les proporcionara una cobertura total en caso de un salto del tipo de cambio.

Este seguro de cambio ofrecido por el Central tiene pocos días pero su crecimiento resultó exponencial. Algunos analistas de mercado como Salvador Vitelli lo alertaron en redes sociales en las últimas horas, a partir de los propios datos que publica el BCRA. “La velocidad de crecimiento del stock de letras dólar linked del Central es increíble. En 8 ruedas aumentaron USD 2.000 millones”, por lo que el stock suma más de USD 5.000 millones.

El economista Ramiro Castiñeira consideró que semejante herencia podría incluso llevar a un cambio de planes en el arranque de la gestión del próximo gobierno: “Frente a este escenario, no descartamos que el próximo Gobierno “devalúe sin devaluar”.

“Hoy las exportaciones se liquidan 50% en el mercado oficial y 50% al dólar MEP, arrojando un dólar de exportación de $615. Si esa misma lógica se utiliza para el dólar importador (actualmente 100% al oficial), se unificaría el dólar comercial. Al menos -indica Castiñeira- hasta dejar pasar los mayores vencimientos de la cobertura cambiaria que actualmente regalan el Tesoro y BCRA”.

Si bien las LEDIV fueron creadas por el Banco Central en septiembre, casi todo el salto se produjo en las últimas semanas, claramente como cobertura tras la victoria de Milei. Los inversores esperan que ni bien asuma el nuevo Gobierno el país vaya hacia un esquema de sinceramiento cambiario lo más rápido posible.

La exposición que tiene el BCRA ante una eventual devaluación del tipo de cambio oficial es enorme. Entre Lediv y venta de dólar futuro la cifra llega a los USD 9.700 millones. Esto implica que en caso de un sinceramiento cambiario por parte del gobierno de Javier Milei, que asumirá el 10 de diciembre, el Central debería emitir una enorme suma de pesos para pagar a los ahorristas que compraron estos títulos.

Como se trata de títulos rescatables en cualquier momento, la lógica indicaría que el titular del BCRA, Miguel Pesce, debería ordenar el rescate de estos títulos a su valor técnico en forma anticipada, algo que está previsto en las características de emisión. Al menos debería ser conversado entre la conducción actual y el futuro titular de la autoridad monetaria, que no ha sido designado.

La situación recuerda el volumen también millonario que el Banco Central vendió en 2015 de contratos de dólar futuro, como una manera de reducir la demanda de dólares al contado, en los meses previos al cambio de mando. Tanto la presidenta de entonces, Cristina Kirchner, como el titular del Central, Alejandro Vanoli, fueron llevados a juicio por este motivo, pero finalmente fueron sobreseídos. Sin embargo, el BCRA tuvo que pagar una fortuna para responder tras la liberación del mercado cambiario, aunque aplicó una quita en cada contrato.

Otra polémica fuerte que se instaló se refiere a cuáles son las empresas que quedaron autorizadas a suscribir Lediv, accediendo gratis al seguro de cambio. La semana pasada se dispuso, por ejemplo, que las empresas proveedoras de consumo masivo que ingresaron al programa Precios Justos podían suscribirlas. La medida denotaba un claro favoritismo a favor de un grupo de compañías y en detrimento de otras.

Ayer se dispuso un achicamiento en el universo de empresas que pueden suscribir las polémicas Lediv, quedando solo disponibles para bancos que tienen depositados ajustados por dólar, petroleras que hayan aumentado su producción y PYMES importadoras. / Infobae