Qué alimentos recomiendan evitar para prevenir la acidez estomacal

Qué alimentos están "prohibidos" para evitar sufrir este malestar.
lunes 04 de diciembre de 2023
Qué alimentos recomiendan evitar para prevenir la acidez estomacal
Qué alimentos recomiendan evitar para prevenir la acidez estomacal

La acidez gástrica es una sensación de ardor que se percibe justo debajo o detrás del esternón, que generalmente proviene del esófago. El dolor suele originarse en el pecho desde el estómago y hasta puede irradiarse hacia el cuello o la garganta.

Cuando el alimento sólido o líquido entra al estómago, existe una banda de músculos llamados esfínter esofágico inferior, los cuales se encuentran ubicados en el final del esófago. Ellos son los responsables de cerrarles el paso. Ahora, cuando esto no ocurre, por distintos motivos, tanto los alimentos como la propia acidez del estómago pueden volver a subir hacia el esófago, lo que provoca el denominado reflujo.

La dieta adecuada es el resultado de una evaluación clínica en conjunto con la bioquímica, para establecer los componentes que incentivan esa reacción. Según informa el sitio The Objective “una buena dieta puede funcionar a modo de prevención”. Pero si el tema es recurrente y alcanza un nivel mayor, como vómitos, arcadas o dificultades para tragar, es hora de ver a un especialista.

Qué alimentos evitar para prevenir la acidez estomacal

La acidez o ardor estomacal, clínicamente llamada pirosis, es el reflujo de los ácidos gástricos hacia el esófago por disfunción del esfínter inferior de este órgano. La acidez puede entonces sentirse sólo en la parte baja o, en casos más serios, llegar hasta la garganta.

Generalmente la causa está en ciertas comidas, pero también puede producirse si uno se acuesta antes de hacer la digestión y el proceso se desarrolla mientras el individuo está en posición horizontal. Aquí, los alimentos que recomiendan evitar para prevenirla.

Alimentos para evitar la acidez estomacal. Los picantes irritan las paredes del estómago. Foto: Clarín.

  1. Las comidas picantes. Son las que encabezan la lista. Toda la familia de chiles, guindillas, pimientos y ajíes contienen la sustancia llamada capsaicina, responsable del picor que producen en nariz y boca, pero también de la irritación en las paredes del estómago al estimular la secreción de jugos gástricos.
  2. Los cítricos. Tan recomendados por su aporte de vitamina C, no están éntre los elegidos para quienes padecen de acidez. Y el sentido común ya indica que mientras más ácido es un elemento, más serio es su efecto en el organismo. Por eso la mandarina, que es más dulce, es más inofensiva que el limón.
  3. La cebolla. Suele ser otro de los descartados, especialmente si está cruda. La cebolla cruda genera gases sulfurosos en el estómago, son los mismos por lo cual nos hace llorar. Además, lleva más tiempo de digestión que si estuviera cocida. Se habrá notado que durante la cocción esos gases se evaporan y el ingrediente se torna dulzón.
  4. Algunas hierbas. Entre ellas la menta o hierbabuena resultan relajantes del esfínter del esófago que, al permanecer abierto, permitirá el ascenso de los acidos estomacales. También la yerba mate produce el mismo efecto en mucha gente.
  5. Las gaseosas o bebidas carbonatadas. Más aún si contienen alcohol, como los espumantes o la cerveza, no son buenas aliadas. El gas carbónico persiste en el estómago y buscan escapar por la vía oral (produce eructos acidos). Y pasa lo mismo con la acidez del vino blanco.
  6. El tomate. Para muchos, tanto esta fruta como algunos de sus derivados, como las salsas, son irritantes. Por eso algunos reducen la acidez agregando a las salsas una pizca de azúcar.
Temas de esta nota