Con la designación de Luis Petri, Milei le hace un guiño a Bullrich

El presidente electo considera que el apoyo de Juntos por el Cambio en campaña ya fue devuelto. En el PRO garantizan votar las primeras medidas, pero aclaran que el costo deberá asumirlo el libertario. Freno a las pretensiones de Macri.
martes 05 de diciembre de 2023
Con la designación de Luis Petri, Milei le hace un guiño a Bullrich
Con la designación de Luis Petri, Milei le hace un guiño a Bullrich

La designación de Luis Petri como ministro de Defensa y el comunicado que emitió La Libertad de Avanza para confirmar su nombramiento demuestran que Javier Milei cree ya haberle pagado lo suficiente a Juntos por el Cambio por la ayuda recibida en campaña.

El texto hace hincapié en que los dos integrantes de la fórmula presidencial de JxC, Patricia Bullrich y Luis Petri, fueron incorporados al gobierno: “De esta manera, la fórmula completa de Juntos por el Cambio ha quedado integrada al Gobierno de La Libertad Avanza”.

Se trata de una señal inequívoca del libertario para reconocer el esfuerzo de la próxima ministra de Seguridad en cuanto al traslado de votos que hubo en el balotaje: fue ella la que -en conferencia de prensa- había llamado a votar por Milei en la segunda vuelta. Con las designaciones, el mandatario electo considera que aquel favor ya fue devuelto.

Se trata, además, de una forma de poner distancia y ponerle un freno a las pretensiones de Mauricio Macri. Si bien no está interrumpida, la relación entre Milei y Macri definitivamente se enfrió. No es ningún secreto que el expresidente quería que el libertario incorporara a Cristian Ritondo como presidente de la Cámara de Diputados, una pretensión que Milei parece haber ignorado. De hecho, eligió para ese cargo a un hombre propio, Martín Menem, y ni siquiera le prometió a Ritondo alguna alternativa.

En este contexto, crecen los interrogantes respecto de la postura que tendrá el bloque del PRO en Diputados durante los próximos meses: hay un sector de 12 diputados leales a Patricia Bullrich, otro sector “duro”, los llamados “halcones”, que responden directamente a Macri y a Ritondo, y un tercer sector más moderado y que está en línea con María Eugenia Vidal y con Horacio Rodríguez Larreta.

Es evidente que las primeras medidas de Milei, en especial las que tengan que ver con la reforma del Estado, van a ser votadas por el PRO en su conjunto, porque su electorado es parecido al del libertario. Hoy es difícil imaginar a un sector del PRO oponiéndose o planteando objeciones: la idea generalizada es, en los primeros tramos de gobierno, acompañar a Milei y permitirle que obtenga la sanción de sus leyes.

Pero también hay otro sentimiento: al no formar parte orgánicamente, eso significa que alcanzar el quórum y -sobre todo- asumir el costo de las medidas será responsabilidad de la Casa Rosada. El PRO siente que Bullrich y Petri son parte del gobierno, pero que “llegaron a título personal” y que el partido “no está cogobernando, sino ayudando a la gobernabilidad”.

Además, hay otra perdedora: durante la campaña se había señalado que Seguridad y Defensa quedarían en poder de Victoria Villarruel, pero la vice electa quedó marginada./TN