Unión por la Patria busca aprovechar el DNU de Javier Milei para cerrar filas y negociar en el Congreso

El PJ-K tratará de evitar fisuras y apuesta al diálogo con otros espacios en el parlamento para bloquear las medidas del nuevo Gobierno. El bloque de Diputados se reunió con la cúpula de la CGT y la CTA y prometió “unidad de acción”.
viernes 22 de diciembre de 2023
Unión por la Patria busca aprovechar el DNU de Javier Milei para cerrar filas y negociar en el Congreso
Unión por la Patria busca aprovechar el DNU de Javier Milei para cerrar filas y negociar en el Congreso

Unión por la Patria, que tendrá poder de fuego en el Congreso, reaccionó rápido al mega DNU con el que Javier Milei decidió modificar o derogar centenares de leyes, y ya prometió “resistencia”. El primer desafío de lo que hasta hace 10 días era el oficialismo fue mantener la unidad tras la derrota electoral. El segundo desafío es, ahora, mantener esa unidad en la acción. En el espacio creen que las medidas del nuevo gobierno libertario ayudaron a cerrar filas, pero reconocen que las diferencias internas no desaparecieron y la unidad podría quedar a prueba pronto en el terreno parlamentario.

El miércoles por la noche, apenas poco más de una hora después de que Milei anunciara vía cadena nacional su DNU, las bancadas de UxP de Diputados y del Senado salieron a comunicar su rechazo y a denunciar directamente un “brutal avasallamiento de las facultades del Congreso” y el mismísimo quiebre “Estado de Derecho de la República Argentina”.

 

Los bloques también reclamaron la inmediata conformación de la Bicameral de Trámite Legislativo, que se encarga justamente de evaluar la validez o invalidez de los DNU, para luego mandarlos al recinto de cada cámara. El decreto seguirá siendo válido siempre que no sea rechazado por las dos cámaras.

La bicameral está integrada por 16 legisladores (8 senadores y 8 diputados) y UxP solo tendrá 6. Para el quorum y para emitir un dictamen se necesitan 9: el PJ-K buscará dialogar con sectores del radicalismo y de bloques del peronismo federal -que criticaron públicamente el DNU- para intentar forzar un rechazo. No le será tan fácil, tampoco imposible. El clima parlamentario quedó enrarecido en las últimas horas.

En la Cámara Baja, UxP engloba a 101 diputados y solo perdió, desde la elección, media docena de legisladores que se estimaba que formarían parte de la bancada. En la Cámara Alta, se mantuvo por ahora sin fisuras con 33 senadores.

Pero tanto en Diputados como en el Senado, lo que hasta ahora era el Frente de Todos está integrado por sectores diversos: legisladores que responden directamente a gobernadores; legisladores que forman parte del massismo, exalbertistas o aquellos que no tienen referencias nacionales claras, y el kirchnerismo duro, miembros o no de La Cámpora, que en Diputados están conducidos por Máximo Kirchner.

“Nos concentramos en mantener la unidad, fue lo prioritario. Cuando se pierde es muy difícil y ya hubo quiebres en el pasado. Nos podrían haber complicado mucho más, por el lado de los gobernadores van a seguir buscando sin duda y hay que contenerlos. Pero este tipo de decisiones ayudan a cerrar filas y a mantener una postura unificada”, dijo un diputado K a este medio sobre al efecto del DNU.

Algunos legisladores celebraban que la movilización acompañada de cacerolazo haya llegado en la noche del miércoles, no a la Casa Rosada, sino al Congreso. “Cuidado, tampoco vamos a pensar ahora que la gente nos ama”, se atajaba, no obstante, uno de ellos.

Este jueves, el bloque de UxP en Diputados mantuvo un encuentro con parte de la cúpula de la CGT y también de la CTA. Los legisladores prometieron “unidad de acción” y acompañar las medidas que definan en las próximas horas las organizaciones sindicales.

El encuentro estaba acordado antes incluso de que el Gobierno avanzara con el DNU y, según señalaron fuentes parlamentarias, ya se había acordado un esquema semanal de reuniones de bloque.

“Ya no somos 118 soldados, ahora somos 101 diputados opositores, y las decisiones se van a discutir en bloque”, le gusta repetir al jefe de bancada Germán Martínez, según cuentan legisladores de trato diario con él santafecino.

“La idea es no perder la gimnasia de bloque, tener a todos acá en Capital y tener diálogo constante para tramitar cualquier diferencia. Por ahora es un espacio más asambleario, hay que contener sobre todo al sector de los gobernadores, y tienen que estar sentados en la mesa de decisión”, relata uno de los diputados que no integra ni el sector camporista ni el sector alineado con los mandatarios provinciales.

Del otro lado del Congreso: según anticipó José Mayans, jefe de UxP en el Senado, también habrá reunión de interbloque en la Cámara Alta. “Acá hay una emergencia legislativa, acaban de tumbar 300 leyes. Estamos en marcha para poder parar esto”, prometió este jueves en declaraciones radiales./TN