Finalmente la reunión de Caputo con el FMI será el lunes: la agenda del Gobierno para conseguir dólares

El último día de enero la Argentina deberá pagar casi USD 2.000 millones. Es la primera visita de altos funcionarios del Fondo Monetario Internacional en el país desde noviembre de 2020.
viernes 05 de enero de 2024

El Gobierno retomará entre este viernes y el próximo lunes las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para conseguir destrabar en lo inmediato un desembolso que le permita pagar a fin de mes los casi USD 2.000 millones de vencimientos de deuda previstos para enero.

Se reunirán los equipos técnicos del subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo, Luis Cubeddu, con funcionarios del Banco Central de la República Argentina (BCRA) que preside Santiago Bausili. También habrá encuentros con miembros del Ministerio de Economía.

La intención del Gobierno de La Libertad Avanza es conseguir luz verde a la séptima revisión del acuerdo vigente, de la que dependía un giro de USD3.300 millones que debía llegar en diciembre, luego de que el país incumpliera por mucho durante la gestión anterior las principales metas comprometidas de déficit fiscal, emisión monetaria y acumulación de reservas.

Entre los expertos creen que los tiempos dan para encarrilar nuevamente un programa financiero que por ahora se encuentra virtualmente suspendido y que Argentina acceda a los recursos para hacer frente a sus obligaciones con el Fondo. Generalmente, cuando se consigue un acuerdo con el staff técnico, que seguramente incluirá pedidos de dispensas por los incumplimientos, toma al menos dos semanas hasta que el directorio del organismo dé el visto bueno.

“La idea es levantar el acuerdo que está caído y llegar a un staff level agreement”, dijeron escuetamente desde el Palacio de Hacienda. Es que en los despachos oficiales hay optimismo por los guiños que llegaron desde Washington tras la devaluación y el fuerte ajuste fiscal previsto para 2024, cinco veces mayor al que se pedía en el acuerdo firmado en 2022.

La intención es levantar el programa caído

En la cartera económica guardan completo hermetismo sobre las negociaciones que se mantuvieron en las últimas semanas, de manera virtual, con los funcionarios técnicos del organismo. Por lo pronto el lunes comenzarían los encuentros presenciales en Buenos Aires tras la llegada este jueves de Cubeddu y del jefe de la misión argentina, Ashvin Ahuja. Antes del recambio presidencial la subdirectora del FMI, Gita Gopinath, había recibido en la capital de Estados Unidos a Caputo y Posse. 

En agosto el ex ministro de Economía y candidato presidencial, Sergio Massa, llegó a un acuerdo por la quinta y sexta revisión juntas (es decir, las que correspondían a junio y a septiembre de 2023) y el FMI envió USD 7.500 millones antes de las elecciones. Desde ese momento no hubo más revisiones técnicas ni envíos de dólares desde el organismo. Pero los graves incumplimientos a lo largo de 2023 dejaron al programa, en palabras del staff del FMI, “off-track”. Es decir, fuera de sus carriles normales.

Por lo tanto, la séptima revisión no se concretó y el país no accedió a los USD3.300 millones previstos. El problema es que hasta marzo hay vencimientos por USD2.800 millones pero hay que agregar a la cuenta que el Gobierno de Milei pagó los compromisos del mes pasado con dinero prestado.

Las obligaciones de pago al Fondo de diciembre, que sumaron USD 920 millones, fueron cubiertas a través de un crédito “puente” por parte del Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe (entidad que históricamente se conoció como la CAF), que giró divisas en un préstamo para cubrir ese pago al FMI. La CAF prestó en total USD 960 millones por un plazo de año. Se trató de un esquema parecido al que activó Massa en julio pasado, solo que el plazo de repago a ese banco internacional era de un mes, ya que el entonces ministro de Economía entendía que a esa altura llegaría el nuevo desembolso.