Insultos, golpes y egos desmedidos: las estrellas que jamás volverán a trabajar juntas

En Hollywood, es normal que los personajes más taquilleros coincidan en las super producciones. Sin embargo, en algunos casos, las chispas entre ellos saltan. Y a veces, se llega a la violencia verbal y física. Aquí, diez casos en que las disputas fueron tan virulentas que las duplas prefieren evitarse
miércoles 10 de enero de 2024

Si hay algo que sobra en Hollywood, desde siempre, son los egos. En una industria en la que la colaboración es clave, poner algunas personalidades en la misma habitación puede producir resultados desastrosos. En general, las relaciones que terminan muy mal en los rodajes o grabaciones no quieren volver a juntarse ni por una montaña de dólares. Aquí, los casos más resonantes:

Mariah Carey y Nicki Minaj

Cuando se trata de ser una diva, nadie lo hace tan bien como Mariah Carey, así que cuando los productores de American Idol pusieron a Carey en el panel de jueces con Nicki Minaj, debieron saber que habría problemas. En las audiciones en Charlotte, Carolina del Norte, en el 2012, las tensiones estallaron cuando Minaj lanzó improperios a Carey tras cansarse de su comportamiento. Esta pelea se grabó y se filtró a TMZ. Luego de la disputa, las dos volvieron a actuar como profesionales. En el período previo a la decimoquinta temporada de Idol, BET informó que Carey afirmaba que la controversia era falsa y fue preparada por los productores. Pero los productores de Idol dejaron claro a E! News que el enfrentamiento fue real. También sabían quién tuvo la culpa: el productor Nigel Lythgoe reveló, “Nicki no fue el problema”.

David O. Russell y George Clooney

En 1997, George Clooney era más conocido por su papel televisivo en E.R., y su carrera en el cine no era algo seguro. Así que fue un movimiento arriesgado cuando Clooney se enfrentó al director David O. Russell en el set de Tres Reyes. En una entrevista con Playboy en el 2000, el actor afirmó que se cansó de que Russell retara constantemente a los miembros del equipo, y la situación llegó a un punto de ebullición cuando el director presuntamente pateó a un extra. Según Clooney, se acercó a Russell e intentó calmar la situación, lo que no salió bien. Luego de una pelea a gritos, Russell presuntamente le dio un cabezazo a Clooney, éste se defendió y los dos tuvieron que ser separados físicamente. Clooney dijo a Playboy, “Lo tenía agarrado por el cuello”.

Russell y Clooney consiguieron terminar el resto de la producción, pero Clooney juró que no volvería a trabajar con Russell. En el 2004, Clooney dijo a Premiere, “Sinceramente, si se acerca a mí, le daré un puñetazo en la puta boca”. Definitivamente, Hollywood sabe que es mejor mantener a estos dos actores separados.

Mirá también: Guerra de bandas detrás de una escalada de violencia sin precedentes en Ecuador

Tina Fey y Paris Hilton

Incluso con una larga carrera haciendo bromas sobre las celebridades, Tina Fey parece caminar una línea fina que la mantiene fuera de problemas. Ella sigue siendo cercana a Lindsay Lohan, lo que demuestra que puede ser indulgente con las celebridades. Pero en el tiempo que Fey estuvo en Saturday Night Live, Paris Hilton fue aparentemente una pesadilla como anfitriona, y en una entrevista con Howard Stern, Fey dijo lo que realmente pensaba: “Es un pedazo de mierda”. Según Fey, Hilton exigió protagonizar un sketch como Jessica Simpson porque Hilton odiaba a la cantante. Fey afirmó que la estrella de The Simple Life apenas reconocía el reparto y, en palabras de Fey, su “...peluca barata dejaba desagradables mechones de pelo de Barbie en el suelo”.

James Franco y Tyrese Gibson

En el rodaje de Annapolis, los coprotagonistas James Franco y Tyrese Gibson se pelearon tanto que Gibson dijo abiertamente a Elle en el 2007 que deseaba poder volar la casa de Franco. Según Uproxx, la tensión entre los dos se derivó del método de actuación de Franco, que incluso admitió que estaba fuera de control en sus primeros días de actuación. En una entrevista con Playboy, Gibson dijo que sentía que era algo más que una actuación de método cuando Franco se negaba a romper el personaje al practicar las escenas de boxeo de la película, que a menudo implicaban que Gibson recibiera repetidos puñetazos. Gibson dijo, “No quiero volver a trabajar con él, y estoy seguro de que él siente lo mismo. Lo sentí como algo muy personal. Fue una mierda”. En su defensa, Franco afirma que intentó hacer las paces con Gibson y que asume toda la responsabilidad. En cuanto a Gibson, permaneció callado sobre el tema; no parecería que los dos vuelvan a trabajar juntos en un futuro próximo.

Bruce Willis y Kevin Smith

En el 2009, Kevin Smith aceptó un gran recorte de sueldo para tener la oportunidad de trabajar con Bruce Willis en la comedia Cop Out. También era la primera vez que Smith dirigía una película que no escribió, pero estaba dispuesto a aceptar el reto si eso significaba trabajar con Willis. Desgraciadamente, algunos sueños son difíciles de cumplir, y así fue para Smith. En un episodio de WTF With Marc Maron, Smith describió el trabajo con Willis como un “aplastamiento del alma”. Dijo que Willis no ayudó en absoluto y que ni siquiera se sentó para el cartel de la película. En una entrevista más larga con SBS Australia, Smith dijo que sabía desde el primer día que Willis estaba completamente desechado por dos razones. En primer lugar, se sentía intimidado por las habilidades de improvisación de Tracy Morgan. Smith dijo, “Podías ver cómo se le iba el color de la cara”. En segundo lugar, parece que a Willis solo le importaba el dinero, algo que Smith no trató antes con otros actores. Smith dijo, “Willis era un jugador por dinero. No hay nada malo en ello, no va en contra de la ley, pero si te van a pagar por hacer el trabajo, hazlo. Él no quería hacer eso”, y agregó, “Ya no me interesa. Luego de la experiencia de Cop Out, me dije, ‘Si esto es lo que es trabajar con los mejores, me voy a hacer dibujos animados’”.