Se acortó el financiamiento con tarjeta de crédito y el plazo máximo quedó en 6 cuotas

Tanto en los planes oficiales estilo Ahora 12 como en el resto de las opciones, el pago en cuotas con dinero plástico se limita a 3 o 6 meses. Fuerte crecimiento del uso de la tarjeta de débito
martes 30 de enero de 2024
En la imagen, un punto de pago junto a una tarjeta de crédito
En la imagen, un punto de pago junto a una tarjeta de crédito

Los efecto de la inflación sobre el crédito terminaron por impactar sobre los plazos para financiarse en cuotas mediante la tarjeta de crédito. La incertidumbre lleva a comerciantes y consumidores a evitar plazos más largos ante la indudable dificultad para saber qué intereses son los adecuados.

Tanto en los planes oficiales impulsados con fuerza por el Gobierno anterior como en la oferta de pago en cuotas que generan bancos y tarjetas del sistema financiero, las opciones de 3 o 6 cuotas aparecen casi como exclusivas.

Sobre el universo de pagos en cuotas diseñados por el Gobierno, en el cuatro trimestre del 2023 el uso del Ahora 12 cayó del 29% al 16% de las financiaciones con respecto al mismo período del año anterior, al tiempo que el Ahora 6 se mantuvo estable y el Ahora 3 creció fuerte, del 35% al 53%. De esa forma, una de cada dos compras en cuotas con tarjeta de crédito se hace a solamente 3 meses. Por fuera de los planes oficiales, la situación se repite: el 88% de las compras financiadas son a 6 o menos cuotas, con apenas un 2% de pagos a un año o más. Los datos surgen del Indice Payway, un informe sobre la utilización de los medios de pago en la Argentina.

El acortamiento de los plazos se terminó de formalizar con “Cuota simple”, el plan que reemplazará a Ahora 12. Según dispuso el actual Gobierno, funcionará con 3 o 6 cuotas fijas. Su ventaja principal estará en la tasa de interés, ya que estará bien por debajo de la inflación. Se estipuló un costo para el financiamiento del 85% de la tasa de interés para los plazos fijos, hoy ubicada en el 110% (tasa nominal anual). De esa forma, la tasa será del 93,5%.

“Cuota simple” será utilizado tanto para compras virtuales como para tiendas físicas. Funcionará solamente con tarjetas de crédito bancarias desde el 1° de febrero hasta el 31 de mayo. En el plan estarán incluidos toda clase de rubros comerciales, desde supermercados a tiendas de electrodomésticos o indumentaria, siempre que los productos a vender sean de fabricación nacional.

Uso de la tarjeta de débito

Al mismo tiempo, el Indice Payway destaca el crecimiento de la tarjeta de débito como medio de pago y no solo como herramienta para extraer efectivo. Un dato relevante en ese sentido es el uso que se le dio al volumen operado con tarjeta de débito: un 65% de esos fondos fueron gastados para hacer compras en comercios, mientras que un año atrás era solamente el 53%. Como contrapartida, en el último cuatrimestre de 2023 un 30% fueron extraídos en cajeros, mientras que un año atrás ese porcentaje superaba el 42%.

De ese modo se afianza la digitalización del dinero, en el sentido de que cae la cantidad de dinero que se extrae para ser utilizada en efectivo, el gran enemigo a vencer en el mundo de los medios de pago. 

Por último, los rubros en los que más creció el pago con tarjeta de crédito en la medición interanual fueron supermercados con 72%, viajes, turismo y aerolíneas con 40% y restaurantes con 26%.