Caso Chequer: el prófugo Miguel Vega fue detenido en Chile

El procurador condenado por el asesinato de un empresario en Concepción estuvo más de ocho meses evadido de la Justicia tucumana.
jueves 01 de febrero de 2024

Una compra fallida fue la acción que terminó con la escandalosa fuga del procurador Miguel Antonio Vega, quien había escapado de Tucumán cuando cumplía una condena por el homicidio del empresario Carlos Chequer. 

El 17 de mayo del año pasado, Vega decidió abandonar la prisión domiciliaria y se fue de Concepción dejando muy pocos rastros y muchas controversias a lo largo de estos ocho meses. Según las investigaciones, el procurador se quitó la tobillera electrónica y viajó en un remis hasta Acheral, desde allí fue trasladado en una camioneta hasta Tafí del Valle, luego habría sido llevado en motocicleta hasta Amaicha del Valle y desde ese punto geográfico no se había podido establecer ninguna pista sobre su paradero hasta este miércoles. 

Según se pudo confirmar, Miguel Antonio Vega fue detenido por Carabineros de la 4ta. Comisaría de Cavancha en Iquique, Chile. El prófugo cayó nuevamente tras las rejas por una investigación por presunto delito de estafa. Al verificar sus antecedentes, las autoridades chilenas descubrieron que figuraba como fugitivo de la justicia argentina.

La atención se centró en Vega debido a una compra realizada electrónicamente en un drugstore, la cual levantó sospechas al no acreditarse el pago. Una empleada del negocio alertó a un oficial de policía local, quien solicitó los datos de Vega, llevándolo a su detención.

El caso

El procurador Miguel Vega fue condenado por el homicidio de Carlos Chequer ocurrido el 27 de febrero de 2019. El empresario fue asesinado a golpes en el interior de su domicilio del barrio Haimes en la ciudad de Concepción.

Vega cumplía prisión domiciliaria en España 1581 en la "Perla del Sur", cuando en mayo del 2023 recibió ayuda de un primo de profesión abogado para huir. La custodia policial no estaba en el domicilio y el procurador se deshizo de la tobillera electrónica.

En noviembre pasado, la Unidad Fiscal de Investigación Especializada en Delitos Complejos del Centro Judicial Concepción ofreció una recompensa de $3.000.000 del Estado provincial para quien brinde datos sobre el paradero del prófugo. 

Finalmente el procurador fue recapturado el 31 de enero en Iquique, Chile, cuando fue sindicado de una presunta estafa en un comercio.  / La Gaceta