Atravesaron un auto de un balazo en el Camino de Sirga

El conductor del vehículo grabó un video en el que denunció lo sucedido. Buscan a los autores del ataque.
domingo 04 de febrero de 2024
TERROR. La teoría escalofriante que se maneja es que los sujetos tiraron con la idea de que se detuviera la marcha del auto para robarles.
TERROR. La teoría escalofriante que se maneja es que los sujetos tiraron con la idea de que se detuviera la marcha del auto para robarles.

Un video y un audio que se viralizaron en cuestión de minutos, expusieron con toda crudeza la grave situación de inseguridad que vivieron dos personas que viajaban a bordo de un automóvil al recorrer un tramo del transitado Camino de Sirga, que separa la ciudad de Yerba Buena de la comuna de El Manantial.

“Estoy en la comisaría todavía. Esto nos pasó a las 16:40 más a o menos. Veníamos por el camino de sirga (de oeste a este), pasando el puente de la Zavalía, debe haber sido a 40 o 50 metros antes de que aparezcan los autos abandonados, antes de llegar a la entrada de barrio San Martín”, expuso en la grabación e voz Juan Pablo Toledo, conductor del rodado.

El hombre contó que fue atacado por desconocidos que le dispararon a su auto VW Gol Trend mientras circulaba con una familiar el viernes, en lo que según sus propias palabras, "pudo haber sido una tragedia”.

En el registro de video que publicó, se puede ver que el vidrio de la ventanilla trasera derecha fue perforado por un proyectil, que luego de atravesar el habitáculo, terminó saliendo del vehículo por la ventanilla del lado opuesto.

La víctima denunció en su exposición ante la Policía que al menos tres personas salieron al camino y les dispararon.

“Miren de donde es el tiro, venía Claudia conmigo. Les estoy diciendo que estuvimos a 50 centímetros de que el proyectil no le pegue en la cabeza a Claudia y, por la fuerza del impacto, quizás me daba a mí también”, agregó el afligido conductor, señalando las dos ventanillas agujereadas por el balazo.

Toledo reconoció que más allá del horror que vivieron, al final la situación solo causó daños al vehículo y no una pérdida irreparable. “Gracias a Dios, gracias a Dios y a la Virgen no venía ninguno de los chicos. Podía haber pasado una desgracia. Gracias a Dios ahora estoy esperando para hacer una denuncia por algo material nada más”, dijo para cerrar el audio con el que viralizó lo que le había tocado vivir.

Denuncia y búsqueda

Tras el ataque, Toledo fue a la comisaría de Marti Coll y luego a la 8ª, donde radicó la denuncia y los uniformados, luego de tranquilizarlo, le explicaron que, a pesar de registrar lo expuesto, debían derivar el caso a sus pares de El Manantial, que tienen intervención en ese tramo del Camino de Sirga.

Una vez que esto ocurrió, comenzó una búsqueda para tratar de dar con los maleantes que, en lo que se supone fue un intento de asalto, pesquisa que hasta el final de la jornada del sábado no había arrojado resultados positivos.

En el lugar del hecho, que está cercado por pastizales crecidos y específicamente por tártagos, no hay cámaras de seguridad, algo que es resaltado por los vecinos de ese sector limítrofe entre Yerba Buena, El Manantial y la capital, quienes denuncian que esa dejadez es la principal causa de los delitos que sufren.

“Se esconden en medio de los yuyos y desde ahí tiran piedras o salen de repente para hacer que los conductores frenen y así robarles”, describió Roberto González, vecino de barrio San Martín, en la esquina de avenida Poviña y Camino de Sirga.

Mariano Agüero coincidió con él y agregó que esa parte es una “boca de lobo” y que “muchas veces también se esconden entre los autos abandonados que hay junto al canal. Es la primera vez que escucho que le hayan hecho un tiro a alguien”.

“Siempre circulo por aquí y nunca me pasó nada, pero sí escuché de muchos ataques a la noche”, agregó Luis Verón. “Así fuera esto la zona más tranquila, no puede ser que los municipios dejen crecer así las plantas. Es un peligro vial también”, concluyó.

Temas de esta nota