Un consumidor paga $ 3,8 por cada $ 1 que recibe un productor en origen

Así lo calcula un informe de Came en base al análisis de costos de 24 agroalimentos relevados en todo el territorio nacional.
lunes 12 de febrero de 2024

En medio de la escalada de precios que podría suponer una inflación de hasta 87% en tres meses según las proyecciones de Luis Caputo, el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) elaborado por el sector de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), reveló que en enero los precios de los agroalimentos multiplicaron por 3,8 veces del campo (origen) a la góndola (destino). "Es decir, el consumidor pagó $3,8 por cada $1 que recibió el productor".

Para obtener los precios de destino -que desde agosto de 2021 se ponderan por población a nivel regional (Censo INDEC, 2010)- los autores del informe relevan más de 700 precios de cada producto, "no sólo a través de un monitoreo diario de los precios online de los principales hipermercados del país", sino también mediante un equipo de 30 encuestadores en mercados y verdulerías de la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia de Buenos Aires (GBA y Mar del Plata), Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe (Capital y Rosario), Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

"En promedio, la participación del productor explicó el 26,9% de los precios de venta final. La mayor participación la tuvieron los productores de pimiento rojo (63,5%), mientras que la menor fue para los de naranja (11,7%)", sintetiza Came.

Para el IPOD frutihortícola, el documento señala que del campo a la góndola, "los precios de las 19 frutas y hortalizas que integran la canasta se multiplicaron por 5,6 veces en enero, lo que representa una suba del 19,2% con respecto al mes de diciembre 2023. Varios son los factores que explican este incremento mensual, conjugándose la falta de convalidación de los precios finales por parte del consumidor debido a la caída del poder adquisitivo, las inclemencias climáticas adversas que afectaron a algunas regiones y producciones (desde elevadas temperaturas hasta el exceso o la falta de precipitaciones), y la finalización de la temporada de cosecha para algunos productos y el inicio para otros, lo que conlleva un reacomodamiento de precios en ambos extremos de la cadena de valor".

Por el lado del IPOD ganadero, el informe señala que "por los 5 productos y subproductos que componen la canasta, el consumidor abonó 3,2 veces más de lo que recibió el productor."

Las mayores brechas

"La naranja (8,5 veces), el ajo (7,6), la pera (7,5), la cebolla (7,5) y la mandarina (6,8), fueron los cinco productos que presentaron mayor diferencia entre los precios de origen y destino", expone el documento de Economías Regionales de CAME.

"La naranja y el ajo fueron los agroalimentos con mayor brecha entre el productor y el consumidor. Ambos presentaron subas en destino (63,3% y 24,1%, respectivamente), mientras que sus precios de origen no mostraron variaciones. Otro fue el comportamiento de la fruta de pepita, la cebolla y la mandarina, cuyos precios aumentaron tanto en origen como en destino2". En el caso de la pera, se registró una suba del 23,2% en los precios al productor -se está comercializando gran parte de la fruta conservada en cámara de frío-, mientras que al consumidor se incrementaron un 34,6%.

"Los precios de la cebolla, por su parte, subieron 8,3% (origen) y 21,7% (destino). Por último, la mandarina, con un aumento del 8,6% al productor -por disminución de oferta- y un 103% en góndola".

Productos con menores brechas IPOD mensuales

Entre los productos que presentaron menor diferencia entre el precio que recibió el productor y el que pagó el consumidor se encuentran cuatro frutihortícolas y uno de origen animal. El pimiento rojo (1,6 veces) subió 28,9% en origen -por la menor oferta, producto de las altas temperaturas y la sequía- y bajó 27,7% en destino, ubicándose dentro de los productos con menor brecha IPOD mensual.

Por su parte, tanto el repollo (1,9 veces) como la lechuga (2,5 veces) no sólo presentaron aumentos en góndola (8,2% y 34,2%), sino también en los precios al productor (63% y 45,8%, respectivamente), los que se explican por la disminución de la oferta tras el impacto de las altas temperaturas en las provincias productoras de verduras de hoja.

La frutilla (2 veces), por su parte, presentó un alza en la demanda, por lo que los precios de origen aumentaron 11,4% y los de destino un 20,5%. Por último, el huevo (2,1 veces), producto de origen animal que por lo general tiene un sistema de producción integrado -todos los actores de sus respectivas cadenas de valor son parte del riesgo del negocio-, subió su precio tanto al productor (0,6%) como al consumidor (3,3%).

La recesión impacta menos en los "usados"

Tras la fuerte caída en la venta de 0km, superior al 30 por ciento, se esperaba que los usados sufrieran la misma baja. Pero eso no ocurrió. Sólo cayeron 12,7 por ciento en enero, gracias a que el mercado reacomodó los precios para mantenerse en movimiento.

Los datos de la Cámara del Comercio Automotor (CCA) arrojaron que en enero se comercializaron 116.135 vehículos usados, cuando en igual mes de 2023 se habían vendido 133.073 unidades. "El vehículo usado sigue siendo un refugio de valor en nuestra economía, ante caídas generalizadas de ventas en otros rubros. El sector, si bien ha retrocedido en sus números de venta durante enero con respecto al mismo mes del año pasado, no lo hizo con la magnitud inusitada observada en otros sectores", explicó Alejandro Lamas, secretario de esa entidad.

Es más, si el dato se compara con diciembre (122.024 vehículos), la baja fue de sólo 4,83%. En enero cayeron las ventas en todas las provincias. La que sufrió la mayor baja fue La Rioja: 32,8%. La que menos bajó fue Catamarca: 0,6%.

Lamas dijo que ante la "falta de precios de igual producto 0km (por modificación de base imponible para el cálculo de impuestos internos), y ante una inflación generalizada de la economía, este tipo de productos han sabido encontrar un precio que el mercado estuvo dispuesto a pagar".

Es decir, por consejo de los concesionarios, los dueños de los autos usados entendieron que debían ajustar los precios para poder dar salida a su vehículos y comprar otros. El auto usado más vendido siguió siendo el Volkswagen Gol, seguidos del Chevrolet Corsa y la camioneta Toyota Hilux.

En la nómina de los más vendidos figuran VW Gol y Trend: 7.293; Chevrolet Corsa y Classic: 3.967; Toyota Hilux: 3.893; VW Amarok: 2.879; Ford Ranger: 2.771; Renault Clio: 2.733; Fiat Palio: 2.480; Ford Fiesta: 2.450; Renault Kangoo: 2.149; y Ford EcoSport: 2.144. /El Litoral

Temas de esta nota