El bono para los jubilados que cobren la mínima será de 70.000 pesos

Anses pagará cerca de 205.000 pesos a los haberes más bajos
jueves 22 de febrero de 2024

El Gobierno confirmó que pagará un bono de 70.000 pesos a los jubilados que cobren la mínima en marzo, cuando tendrá lugar el aumento automático de movilidad previsional. Así, la mínima será cercana a los 205.000 pesos el mes próximo. Así lo confirmó el ministro de Economía Luis Caputo.

Quienes cobren por encima de la jubilación mínima pero por debajo de los $205.000, cobrarán también un bono pero en forma proporcional hasta alcanzar ese monto. De esa forma, ningún jubilado cobrará menos de $205.000.

El incremento sobre los haberes que pagará la Anses de acuerdo a la fórmula trimestral será de 27 por ciento y el bono, según explicó el ministro en una entrevista a TN, tendrá el mismo incremento: “El bono va a subir otro 30%, era de $55.000 y va a quedar en $70.000. Con ese aumento, la jubilación mínima va a quedar en $205.000”.

El gobierno dispuso un aumento del 27,18% en marzo para las jubilaciones. De esta manera, el haber mínimo alcanzará los $134.445, aunque el porcentaje de incremento será igual para todos los niveles de ingresos de jubilados y pensionados. A esta cifra se le sumará el bono con el esquema mencionado.

La normativa fue publicada este miércoles a través de la Resolución 38/2024 publicada en el Boletín Oficial y representa una nueva pérdida en los haberes jubilatorios cuyo aumento corre detrás de una inflación acumulada del 51,3% solo en diciembre y enero y que amenaza con alcanzar el 70% con el Indice de Precios al Consumidor de febrero.

"Lamentablemente (el Congreso) no pasó la Ley Ómnibus”, dijo Caputo, en referencia al cambio en la fórmula que pretendía esa iniciativa parlamentaria. “(Los jubilados) sufrieron una corrección del 40% durante el gobierno anterior y si no corregíamos la fórmula rápido seguía pasando”. “Es perjudicial para los jubilados sino para todos los argentinos. No podemos darnos el lujo de que siga primando esa fórmula. Si la tomamos, este año el Tesoro se beneficia en 2% del PBI. Los jubilados cobrarían 2% del PBI menos”, planteó Caputo.

Reunión con el FMI y evolución de la inflación

Por otra parte, mencionó que está en análisis un acuerdo nuevo con el Fondo Monetario. “Fue una muy buena reunión”, dijo el ministro de Economía, en referencia al encuentro con la subdirectora gerente del FMI Gita Gopinath este miércoles. “Lo que estamos haciendo es más de lo que ellos hubieran pedido y está pasando. Los resultados le están llamando la atención fuertemente. Tenemos un diálogo muy directo”, planteó.

“Ellos pusieron la posibilidad en carpeta de un nuevo acuerdo, nosotros también estudiamos alternativas y hablamos sobre un nuevo acuerdo, para ver si hay algo mejor para los argentinos. No es que vamos a hacerlo sino que vamos a estudiarlo. Si es mejor y que implique más desembolsos, bien. Estamos estudiando lo que sea mejor para el país”, detalló el jefe del Palacio de Hacienda.

“El Presidente siempre lo dijo y yo también. Hay un contrato muy claro entre este Gobierno y la gente, que decimos la verdad 100 por ciento. Debe ser el primer caso de un Presidente que llega diciendo lo que iba a hacer. Siempre dijimos que iba a ser duro. Es triste y es entendible. No se sale fácil de esto. Estamos trabajando y haciendo lo imposible para que la transición sea lo menos gravosa posible, la alternativa era hiperinflación, pobreza extrema y caos total”, alertó el ministro de Economía.

“Si las cosas salen bien, pensábamos que este año iba a ser duro. El país necesita crecer. Tendemos a pensar que en el último trimestre vamos a ver una recuperación, cuanto antes bajemos la inflación, más rápido va a ser ese rebote”, dijo Caputo y aseguró que espera que febrero tenga un IPC menor al 15 por ciento. “Para el primer semestre vamos a estar en un dígito de inflación”.

El ministro aseguró además que eso se logrará con “un control fiscal y monetario fuertísimo y eso empieza a anclar expectativas”. “Esto lleva tiempo porque Argentina es un país sin credibilidad. No hay antecedentes mundiales (del ajuste). Lo hicimos así, somos concientes de que después de 100 años de desmanejo el gobernante no tiene credibilidad. Lo hicimos el primer mes, ¿puede durar, se puede sostener? Es sostenible. Planteamos el ajuste un 70% por fuera de la ley. ¿Cómo? Apretando un poco más las clavijas en gasto político, obra pública, transferencias a provincias”, enumeró.

Respecto a la tensión con los gobernadores por el envío de fondos, Caputo dijo que “cada provincia tiene que hacerse cargo de sus decisiones económicas. Nosotros nos estamos haciendo más cargo que nadie, es un ajuste cinco veces más grande que el que le pedimos a las provincias. Cada provincia tiene los recursos y varias lo están haciendo. Es importante que los gobernadores entiendan que estamos todos en el mismo juego, de hacerle creer a la gente de que por darle más pesos tiene más plata”, disparó.

Cepo cambiario y ¿nueva devaluación?

Consultado respecto a cuándo estimaba que podría levantarse el cepo cambiario, respondió: “Cuando logremos sanear el balance del Banco Central. Eso viene pasando más rápido de lo que cualquiera podía pensar. Compramos más de 7.500 millones de dólares de reservas. Activos y pasivos mejoraron notoriamente. Recibimos un país literalmente quebrado. Dado todo eso mejoró muchísimo. Antes de fin de año, yo creería que sí”, anticipó.

Y ante la pregunta por si se avecina una nueva devaluación, se plantó: “Por ahora no está en nuestros planes”. También fue consultado sobre la idea de dolarización. Sin dar detalles, replicó que dolarizar es la meta, “pero lo vamos a hacer cuando las condiciones sean las óptimas”.

Eliminación de subsidios e interés de inversionistas

Por otro lado, respecto a la suba de tarifas por el recorte de subsidios, el jefe del equipo económico dijo que “hay que terminar con el cuento de los subsidios. ¿Cuántos países a los que le va bien subsidian el transporte, la luz, el gas? Ninguno. En los países ricos no lo hacen, ¿y en lo pobres sí? ¿No será que somos pobres porque hacemos eso y lo financiamos con emisión y eso hace subir la inflación?”, se preguntó. “Eso es incontrastable”. “La eliminación de subsidios como energía y transporte la estamos haciendo de manera escalonada. Cuando se generó este nivel de pobreza, no podés hacer todo junto porque no pueden pagarlo”, dijo.

Por último, mencionó que “nunca vio tanto interés” de inversores extranjeros por la Argentina. “Hay que dar un crédito infinitivo al presidente. Es una figura mundial. Todos los ojos están en Argentina. La cantidad de gente que llama para invertir, con interés genuino. Quieren ver cómo va a reaccionar la política, la oposición, si apoyan el cambio o no. El Presidente es un polo de atracción de inversiones”. / Infobae

 

Temas de esta nota