Premios Oscar 2024: Oppenheimer fue la gran ganadora de la noche

La ceremonia, que se realizó en el Dolby Theatre de Hollywood, distinguió a los trabajos más destacados de la industria del último año
lunes 11 de marzo de 2024
Oppenheimer gano el Oscar a mejor pelicula
Oppenheimer gano el Oscar a mejor pelicula

Después de mucha expectativa, este domingo los Premios Oscar destacaron a las mejores películas del cine de Hollywood como del mundo. La ceremonia, que se llevó a cabo en el Dolby Theatre del Ovation Hollywood.

La película más nominada de esta 96ª edición de los Premios de la Academia era Oppenheimer, la cual resaltó del resto con 13 nominaciones entre ellas: Mejor Director, Mejor Película, Mejor Actor Principal y Mejor Actriz de Reparto.

Una vez más, el encargado de conducir la prestigiosa ceremonia fue Jimmy Kimmel. Con su estilo perspicaz, el actor –que ocupó este rol por cuarta vez– abrió la noche con un cálido saludo al público: “Que honor estar aquí, gracias por recibirme de vuelta. Esta noche está llena de talento”. Al mismo tiempo, también hizo referencia al fenómeno global que logró Barbie: “Aquí estamos celebrando lo mejor de lo mejor, empezamos con la película más grande del año. Que increíble logro tomar una muñeca que ya a nadie le gustaba. Margot Robbie fue la que unió todos estos esfuerzos. Margot, quiero que sepas que si no ganan un Oscar, igual ya ganaron algo mucho más importante”.

Después, Kimmel resaltó el otro éxito del año: “Y luego tenemos al otro éxito del año, Oppenheimer, dirigida por el gran Christopher Nolan. Y su colaborador Cillian Murphy, felicidades a Robert Downey Jr también”.

La película de Nolan se basó en el libro American Prometheus, de Kai Bird y Martin J. Sherwin, y registra momentos clave en la vida del físico, desde su época como estudiante en Europa, su trabajo como profesor en California, hasta la puesta en marcha del Proyecto Manhattan, el programa secreto desarrollado por los Estados Unidos para construir armas nucleares.

Asimismo, se muestra el escrutinio al que es sometido por parte de Lewis Strauss (Robert Downey Jr.), el ingeniero y empresario que puso en marcha las audiencias para revocar la habilitación de seguridad de Oppenheimer, uno de los puntos clave que aborda el film que fue destacado en las categorías que ya tenía prácticamente aseguradas. Es decir, Oppenheimer no sorprendió, más bien obtuvo los Oscar que indicaban diferentes predicciones: película, director, actor, actor de reparto, banda sonora (Ludwing Göransson), fotografía (Hoyte van Hoytema), y edición (Jennifer Lame).

De hecho, en una categoría en la que podría haber dado el “batacazo”, la de mejor guion adaptado, la estatuilla dorada fue a manos de Cord Jefferson por su ópera prima, Ficción estadounidense, basada en la novela Erasure de Percival Everett, largometraje que había sido reconocido en los BAFTA y en los Critics’ Choice.

De todos modos, sí se vivió un momento de impredictibilidad cuando se anunció la categoría mejor actor, ya que durante toda la carrera al Oscar, las chances de Cillian Murphy de obtener el Oscar fueron fluctuando debido a la batalla que le dio Paul Giamatti, por su gran interpretación en Los que se quedan de Alexander Payne (film por el que solo fue merecidamente premiada su actriz de reparto, Da’Vine Joy Randolph).

En los Globo de Oro, ambos fueron reconocidos (Murphy en la categoría dramática y Giamatti, en comedia), en los Critics’ Choice se impuso el intérprete de Entre copas, pero el doble triunfo del irlandés en los BAFTA y en los SAG (la “casa” de los artistas de Hollywood, salvo raras opciones) bajó las chances de Giamatti en el último tramo de la contienda. Así, aunque la Academia se hubiese visto tentada a dar un batacazo, el apoyo a Oppenheimer se trasladó a su cara visible, al actor que se puso al hombro la biopic.

“Todos mis compañeros de trabajo me acompañaron, me ayudaron en este viaje. Soy un irlandés muy orgulloso, hicimos una película sobre un hombre que creó la bomba atómica y hoy se lo quiero dedicar a todos los que llevan la paz en distintas partes del mundo”, expresó el actor al ganar la estatuilla dorada que recibió a manos de Brendan Fraser, quien obtuvo el premio el año pasado por La ballena.

Nolan le agradeció a su esposa, la productora del film, Emma Thomas, quien también alzó su estatuilla cuando Al Pacino anunció que Oppenheimer se llevaba el Oscar a mejor película. “Gracias a todos los que creyeron en mí durante toda mi carrera y a la increíble Emma, la productora de todas mis películas y de todos mis hijos”, dijo el cineasta entre risas.

Un gran momento se vivió cuando Robert Downey Jr. recibió su primera estatuilla por su interpretación secundaria. El actor arrasó en la temporada de premios y volvió a dar un discurso plagado de carisma. “Me gustaría agradecer a mi terrible infancia, a la Academia, a mi veterinaria, digo, esposa, Susan Downey. Ella me encontró, me rescató y me devolvió a la vida”, dijo al recibir el galardón.

“Yo necesitaba este trabajo en esta película más de lo que la película me necesitaba a mí”, añadió Downey Jr., quien también le agradeció a Nolan y a sus compañeros del film. “Le quiero agradecer a mi estilista por si nadie más lo hace y a mi abogado, que se pasó años sacándome de problemas; gracias, este Oscar es para vos”, concluyó el actor que cambió de registro para uno de sus grandes desafíos como intérprete.

Temas de esta nota