Advierten que el dengue no se irá pese a la llegada del frío

Es fundamental que la población continúe con las medidas de prevención para combatir la proliferación de mosquitos.
domingo 24 de marzo de 2024

Argentina se encuentra enfrentando la peor epidemia de dengue en su historia, con un alarmante aumento en el número de casos y muertes. A pesar de que el invierno se acerca y las temperaturas comienzan a descender, las autoridades de salud advierten que el riesgo de contagio podría crecer en los próximos meses.

La directora de Epidemiología de Santa Fe, Carolina Cudós, explicó que “el ciclo de vida del mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus del dengue, se ralentiza con el frío, pero no se detiene por completo. Los huevos depositados por las hembras pueden sobrevivir en recipientes con agua durante meses, y cuando las temperaturas aumentan nuevamente, eclosionan dando lugar a una nueva generación de mosquitos”.

Durante el invierno, es probable que los mosquitos busquen refugio en lugares más cálidos, como el interior de las casas, lo que aumenta las posibilidades de picaduras dentro de los hogares. Además, la relajación en las medidas de prevención, como el descacharrado para eliminar recipientes con agua estancada, podría facilitar la proliferación de mosquitos dentro de las viviendas.

Ante esta situación, la profesional instó a la “población a mantener las medidas de prevención durante todo el año, incluyendo la eliminación de recipientes con agua estancada, el uso de repelentes y mosquiteros, y la protección de los espacios interiores para evitar la entrada de mosquitos”.

La entrevistada resaltó que “la gente cree que se contagió de dengue porque fue al río, a la laguna, al Parque del Sur y estaba llenó de mosquitos, pero ese no es el mosquito que transmite la enfermedad”.

El mosquito del dengue frecuentemente está dentro de nuestras casas o en el patio porque necesita el agua limpia para criarse. Se trata de un vector que es chiquito y vuela bajo, por eso muchas veces no lo vemos y pasa desapercibido”, remarcó Cudós.

A pesar del cambio de estación, el riesgo de contagio de dengue persiste en Argentina, y es fundamental que la población continúe con las medidas de prevención para combatir la proliferación de mosquitos.

Qué dice la OMS

El dengue es una enfermedad vírica que se transmite al ser humano por la picadura de mosquitos infectados, típicamente en climas tropicales y subtropicales de todo el mundo, sobre todo en las zonas urbanas y semiurbanas. El principal vector de la enfermedad es el mosquito Aedes aegypti y, en menor medida, Ae. albopictus, aunque en algunas regiones como Europa y América del Norte este último vector está más extendido.

Tal cual indica el reporte de situación mundial de la enfermedad, el virus tiene cuatro serotipos: DENV-1, DENV-2, DENV-3, DENV-4. La infección por uno de ellos proporciona inmunidad a largo plazo contra el serotipo en cuestión e inmunidad transitoria contra los demás serotipos, y las infecciones secundarias por serotipos distintos aumentan el riesgo de sufrir síntomas graves.

/El Litoral

Temas de esta nota