El presidente del bloque Compromiso Tucumán, Claudio Viña, reprochó que se esté declarando una nueva emergencia (hay más de una docena vigentes) y que la iniciativa no haya sido tratada por el comité de Hacienda y Presupuesto a pesar de que el fin principal de la iniciativa es la autorización para el giro de subsidios. “El gobernador está priorizando que no quedemos a pie los tucumanos”, reconoció, al tiempo que ironizó que los empresarios hablan de quebranto pero ninguno va a quiebra. “Son las quiebras más lentas”, dijo.

La iniciativa que envió el Ejecutivo llegó con las firmas del gobernador Osvaldo Jaldo y del ministro de Obras y Servicios Públicos, Santiago Yanotti. En los fundamentos, se consignó la “imperiosa necesidad” de que la Casa de Gobierno cuente con las herramientas para otorgar las compensaciones mensuales a través de Aetat, “con el objeto de asistir al sector alcanzado por la emergencia y a fin de garantizar la prestación del servicio” y “el mantenimiento de las fuentes de trabajo que brindan las actuales prestatarias”.