¿Por qué Argentina se quedó sin GNC?

El vocal de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Dalmiro Saux, y el exsecretario de Energía, Raúl Olocco, explicaron la situación.
miércoles 29 de mayo de 2024

La falta de suministro de gas natural comprimido (GNC) que afecta a varias provincias argentinas se debe a una combinación de factores, incluyendo la caída de dos plantas presurizadoras en el oeste del país y la interrupción del abastecimiento desde un barco con GNL en el puerto de La Plata. Así lo confirmó Dalmiro Saux, vocal de la Comisión Directiva de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines.

"Hay una caída de dos plantas presurizadoras en el oeste del país, que afectan a todos los gasoductos del centro, especialmente a los de Córdoba, San Luis, Rosario y todo su corredor", explicó Saux.

El frío también está contribuyendo al problema. "La semana pasada hubo un problema gravísimo en La Plata, Mar del Plata y otros lugares como La Pampa, Catamarca y Neuquén producto de la ola polar", señaló Saux. "Hoy lo que tenemos es un problema de falta oferta porque no se inyectó gas desde el barco y las dos plantas presurizadoras están fuera servicio".

Para evitar futuras interrupciones en el suministro, Saux sugirió inversiones significativas y planificación anticipada. "Inversión y previsión. Hoy podemos saber si va a ser un verano caliente o frío. Entonces no nos pueden aducir que los barcos no están porque lo tomó de sorpresa. Eso es una decisión culposa".

Además, Saux criticó la inauguración incompleta del gasoducto Néstor Kirchner. "Hace años que se viene inaugurando el gasoducto famoso y resulta que lo que hizo fue inaugurar los caños. Pero hay dos estaciones compresoras más que no están funcionando. Entonces el gasoducto funciona al 50% de su capacidad", afirmó.

La construcción de estas estaciones presurizadoras costaría 40 millones de dólares, un gasto que, según Saux, sería más eficiente que los 500 millones gastados en barcos para transportar GNL. "Si metemos 40 millones en meter esas dos presurizadoras, no gastamos 500 millones en barcos", dijo Saux.

Por otra parte, el exsecretario de Energía de la Nación, Raúl Olocco, señaló que la reciente crisis energética se debe a una "gran falta de previsión", teniendo en cuenta que los informes meteorológicos ya anticipaban los días de frío intenso.

Olocco dividió el problema fundamental en dos partes: el corto plazo y las decisiones tomadas por los funcionarios actuales y anteriores. Aseguró que "no se trata de culpar a alguien, sino más bien de establecer responsabilidades".

En cuanto al corto plazo, señaló: "Creo que se están tomando las previsiones adecuadas. Se está aplicando el protocolo que corresponde". Sin embargo, advirtió sobre la gravedad del corte del gas domiciliario. "Lo único que no nos puede pasar es que se corte el gas domiciliario. De lo contrario, tenemos que ir casa por casa a reponer el servicio", dijo.

Según Olocco, Bolivia ha dejado de ser un proveedor confiable para Argentina debido a su falta de inversión en sus reservas naturales. Atribuyó esta situación al régimen político boliviano y subrayó la necesidad urgente para Argentina de cambiar su matriz energética dependiente.

"Hace 20 años que Argentina no crece económicamente, por eso tenemos problemas de tipo energético", sostuvo Olocco. Según él, si Argentina hubiera tenido un crecimiento económico sostenido, no se habrían producido estos "picos violentos" en el consumo de gas.

Y añadió: "Hay que dejar que venga la gente a invertir, cuidando el medio ambiente, necesitamos ser estrictísimos, pero dando la posibilidad de que dejen lo que tengan que dejar por realidad y de darse el resto".

Finalmente, el exsecretario de Energía instó a los ciudadanos a ahorrar gas y afirmó que, si se respeta el protocolo actual, no deberían producirse cortes en el suministro. /Cadena 3

Temas de esta nota