Indonesia: encontraron el cuerpo de una mujer desaparecida dentro de una pitón de cinco metros

La desaparición de la víctima había sido denunciada el viernes pasado; es el cuarto caso que se da en el último tiempo en la zona. Imágenes sensibles.
domingo 09 de junio de 2024

Un trágico hecho sacudió a un pueblo en Indonesia: una pitón reticulada de aproximadamente cinco metros se comió entera a una mujer de 45 años, cuyo cuerpo fue encontrado en el interior del animal por sus familiares y vecinos.

El suceso tuvo lugar en la aldea de Kalempang, en la provincia de Célebes Meridional. La desaparición de la mujer había sido denunciada el viernes pasado por su esposo, que -junto a los cuatro hijos que tenían en común- comenzaron a recorrer las inmediaciones en búsqueda de Farida, como fue identificada la víctima.

Según explicó a la agencia AFP Suardi Rosi, el jefe de la aldea, los vecinos registraron la zona y detectaron a una pitón “con un gran vientre”, por lo que rápidamente decidieron abrirle el estómago. “Allí apareció la cabeza de Farida”, detalló Rosi, que agregó que el cuerpo de la víctima llevaba todas sus ropas dentro de la serpiente.

Este no es el primer incidente de este estilo que ocurre en la zona, ya que varias personas murieron en los últimos años tras ser engullidas por el mismo tipo de animal.

El año pasado, en el distrito de Tinanggea, al sureste de la isla de Célebes, los vecinos mataron a una pitón de ocho meses que había asfixiado y se había comido a un granjero. Dos años antes, el cuerpo de una mujer de 54 años había sido encontrado dentro de una pitón de siete metros en la ciudad de Muna, también en Célebes Suroriental. Asimismo, el año anterior, un agricultor del oeste de Célebes también fue comido por otra pitón de cuatro metros.

La pitón reticulada -cuyo nombre científico es Malayopython reticulatus- es una especie de serpiente perteneciente a la familia Pythonidae, que suele habitar zonas del sureste asiático, Indonesia y Filipinas. Normalmente se mantiene en bosques lluviosos en zonas cercanas al agua, ya que tiene la capacidad de nadar largas distancias.

Es considerada como la serpiente más larga que se conoce, ya que algunos ejemplares puede sobrepasar los ocho metros y los 250 kilos. Con una cabeza alargada, hocico ancho y plano, la boca tiene aproximadamente cien dientes de distintos tamaños, que permiten que se alimente de presas de gran tamaño.

/lanación