Thelma Fardin habló tras la condena a Juan Darthés: “No nos callamos más”

Durante la conferencia de prensa que convocó junto a Amnistía Internacional, la actriz se mostró muy conmovida y explicó por qué se trata de un fallo histórico
martes 11 de junio de 2024
Thelma Fardin tras la condena a Juan Darthés por abuso sexual
Thelma Fardin tras la condena a Juan Darthés por abuso sexual

Después de confirmarse la condena de la Justicia de Brasil contra Juan Darthés por abuso sexual, Thelma Fardin convocó a la prensa en la sede de Amnistía Internacional, que la acompañó en el proceso judicial.

La actriz rompió el silencio y se mostró realmente conmovida. “Es un día con muchas emociones, estoy muy movilizada. Gracias al enorme movimiento por el que hoy estemos acá, y gracias a mi equipo por confiar en mi palabra”, indicó. Y remarcó: “Hoy mi caso tuvo justicia”.

 “Gracias todos por seguir acá después de tantos años. Es un día con muchas emociones, estoy muy movilizada. Gracias al Movimiento de Mujeres porque es el que permitió que hoy estemos acá pese a todas las trabas que pusieron. Gracias a Amnistía Internacional. Gracias a todas mis compañeras, a todas las actrices que pusieron el cuerpo para que esta denuncia tuviera el impacto que tuvo. Este es un escenario para el que no estaba preparada, había perdido la esperanza y la fe en la Justicia”, dijo al borde de las lágrimas.

Y siguió: “Porque a pesar de que hoy mi caso tuvo Justicia, esta no es la realidad en la mayoría de los casos. Por eso tiene que ser un mensaje de esperanza para todas esas personas que están sufriendo algún tipo de abuso. Hay una posibilidad de reparación en la Justicia como es hoy en mi caso y, sobre todo, hay una posibilidad de reparación en la sociedad. Por eso si tenés a alguien al lado, empatizá y no le preguntes por qué tardó tanto en hablar. A mí me dijeron que vaya a la Justicia y la Justicia hoy dice que es culpable”.

“Es muy difícil llegar hasta acá (...). Recibí muchísimos ataques. Me dijeron que lo hacía por la fama, y no se me pasa por la cabeza a quien se le podría ocurrir usar un hecho así para ganar fama. Han dicho que estaba buscando sacar algún rédito. Pero somos millones y fuimos millones los que decimos: ‘No nos callamos más’”, sumó la actriz, notablemente emocionada.

Y cerró: “Hoy siento alivio. Este escenario fue el que esperaba el día que comencé todo este recorrido. Un recorrido que nunca tuvo que ver con buscar venganza. Para mí lo importante era ir y rescatar a esa niña de 16 años que fui y darle algún tipo de reparación y mirar a los ojos a las hijas de mis amigas y decirles que hice todo lo posible para que este mundo sea un poco más justo, para que ellas se animen a hablar y para que no sufran violencia”.

Consultada sobre si alguna vez pensó en bajar los brazos, Fardin se mostró movilizada y aseguró que “no”. “Nunca pensé en bajar los brazos”, dijo. Y siguió: “El nivel de apoyo y la importancia de que mi voz fuera la de muchas otras me llevó a asumir la responsabilidad de seguir adelante. No me olvido de muchas otras que siguen sufriendo violencia y sigo estando disponible para todas ellas”.

Previamente, se consultó si la prisión para Darthés ya es efectiva. “Sí, pero se hará una vez que quede firme la sentencia. Hasta que no quede firme no se va a ejecutar”, apuntó Martín Arias Duval. Y siguió: “Existe una instancia recursiva. Obviamente, a medida que se va avanzando los motivos que se pueden invocar cada vez son menores y no quiero dejar de señalar, más allá de que no voy a dar detalles sobre los votos en particular, fue una sentencia muy contundente y muy robusta en términos de conclusiones, análisis probatorios y aplicación del derecho internacional y de Brasil. Siempre existe para el condenado una instancia recursiva”.

“Hoy estamos frente a un avance, no solo en términos sociales, sino judiciales. Y tenemos un fallo en Derechos Humanos. Pudimos llegar hasta acá porque pudimos usar todas las herramientas que tuvimos a nuestro alcance para que la Justicia pudiera hacer lo que tenía que hacer. Este fallo termina de sacarme un gran peso de encima. Siempre fue muy difícil hablarle a cada una, porque cada historia es inmensamente particular. Me limité a hacer mi camino y que fuera reflejo y esperanza, por eso nunca bajé los brazos. Me han querido adoctrinar, no solo a mí, sino a muchas otras. Pensaba en esas personas que el día después de la conferencia se atrevieron a llamar al 144 y, esa noche, crecieron un 1.200% las denuncias esa noche. ¿A dónde van a llamar hoy teniendo desmantelado el 144? Por eso el mensaje es que sigamos juntas. Me atrevo a citar a Simone de Beauvoir: ‘Bastará una crisis social para que se pongan en juego los derechos y las victorias de las mujeres’”, se despidió.