El Gobierno aumentó los precios de los biocombustibles: qué pasará con la nafta y el gasoil

El biodiesel destinado a su mezcla con gasoil y el bioetanol que se fusiona con nafta sufrieron incrementos con respecto al mes pasado que podrían trasladarse a los surtidores.
martes 11 de junio de 2024

El Gobierno Nacional, a través de la Secretaría de Energía, actualizó los precios de los bicombustibles. Se trata de un incremento tanto para el biodiesel como el bioetanol, con respecto al mes pasado, que podría trasladarse al valor en los surtidores previo a la suba prevista para el próximo mes y luego del incremento de comienzos de junio.

 

A las pocas semanas de asumir la administración de Javier Milei se dispuso el primero de los incrementos que fue de entre 28,5% y 34,4%; que llevó el precio de adquisición del biodiesel por tonelada de $686.986 a $923.590; mientras que el bioetanol elaborado a base de caña de azúcar pasó a comercializarse a $465,840 por litro, y el que se elabora con maíz quedó en $463,911 por litro. Estos se utilizan para el corte obligatorio de 12% en las naftas.

A fines de enero, el biodiesel pasó a $940.334 por tonelada; el bioetanol elaborado a base de caña de azúcar quedó en 584,180 pesos por litro; y el bioetanol elaborado a base de maíz se elevó a $536,983 por litro. 

El mes pasado, la secretaría a cargo de Eduardo Javier Rodriguez Chirillo fijó en $938.540 por tonelada el precio mínimo de adquisición del biodiesel destinado a su mezcla obligatoria con gasoil. La actualización de mayo significó un precio a la baja. Sin embargo, en lo que respecta al precio del bioetanol se aplicaron incrementos.

Se fijó en $570 por litro el precio mínimo de adquisición del bioetanol elaborado a base de maíz destinado a su mezcla obligatoria con nafta y en $622 por litro el precio mínimo de adquisición del bioetanol elaborado a base de caña de azúcar.

En junio, nuevo aumento

En ambos casos, se establecieron dichos valores “para las operaciones a llevarse a cabo durante el mes de mayo de 2024 y hasta la publicación de un nuevo precio que lo reemplace”.

Comenzado junio, este martes se oficializaron las nuevas actualizaciones. A través de la Resolución 95/2024, se fijó en $635 por litro el precio mínimo de adquisición del bioetanol elaborado a base de caña de azúcar destinado a su mezcla obligatoria con nafta y en $582 por litro el precio mínimo de adquisición del bioetanol elaborado a base de maíz.

“El plazo de pago del bioetanol no podrá exceder, en ningún caso, los 30 días corridos a contar desde la fecha de la factura correspondiente”, aclara la normativa.

Mientras que, mediante la Resolución 96/2024, publicada esta madrugada en el Boletín Oficial, la Secretaría de Energía fijó $951.285 por tonelada el precio mínimo de adquisición del biodiesel destinado a su mezcla obligatoria con gasoil, lo que vuelve a significar un incremento tras la baja del mes pasado. El plazo de pago del biodiesel no podrá exceder, en ningún caso, los siete días corridos.

En todos los casos, las actualizaciones regirán para las operaciones a llevarse a cabo “durante el mes de junio de 2024 y hasta la publicación de un nuevo precio que lo reemplace”.

Qué pasará con la nafta y el gasoil

Al estar obligados por ley a comprar los biocombustibles para cortar los combustibles fósiles, las petroleras verán un nuevo incremento en sus costos ya que son un insumo para su producción. El pasado 1 de junio aumentaron la nafta y el gasoil. El incremento se debió a la suba del impuesto a los combustibles líquidos (ICL) y al traslado de la devaluación, que promedió el 3,5% por ciento.

De esta manera, la nafta súper de YPF en Tucumán pasó a costar $1.010, mientras que la premium ya cuesta $1.216. En tanto, el Infinia Diesel subió a $1.277.

En lo que respecta al gasoil, la versión común dejó de costar $918 para pasar a venderse a un valor de $950 aproximadamente, mientras que la versión premium, que costaba $1.167, se vende a partir de hoy a unos $1.196.

Sin embargo, en busca de apuntalar el sendero de desaceleración de la inflación, el Gobierno volvió a diferir la actualización del ICL y postergó la mayor parte del incremento a julio. Es por eso que el alza promedio en los combustibles es de 1,5 puntos porcentuales por el componente impositivo y 2 puntos por el deslizamiento del tipo de cambio oficial, en la búsqueda que tienen las empresas por sostener sus precios constantes en dólares.

/Infobae