El Gobierno Nacional declaró la emergencia ferroviaria

La medida es por el término de dos años y establece la asignación de $1.293.780.000.000 para inversiones destinadas a mejorar las condiciones de seguridad operativa.
jueves 13 de junio de 2024

El Gobierno nacional declaró este jueves la emergencia ferroviaria por dos años, abarcando la administración, mantenimiento y operación de los servicios ferroviarios, con una asignación de $1,3 billones para este propósito. La decisión se oficializó a través del Decreto 525/2024, firmado por el presidente Javier Milei.

El sistema ferroviario se incluyó en el paquete de privatizaciones aprobado por el Congreso Nacional. "Esta herramienta permitirá que el Gobierno Nacional avance en acciones necesarias para mejorar las condiciones de seguridad operativa en los servicios ferroviarios a través de la renovación de la infraestructura", señaló un comunicado de la Secretaría de Transporte.

El decreto establece la asignación de $1.293.780.000.000 para inversiones destinadas a mejorar las condiciones de seguridad operativa. Además, se faculta a las empresas ferroviarias a renegociar las deudas y contratos heredados de la gestión anterior para destinar dichos recursos a la seguridad operativa.

La declaración abarca los servicios de transporte de pasajeros y cargas de jurisdicción nacional, comprendiendo todas las actividades inherentes a la administración y mantenimiento de la infraestructura ferroviaria, así como la operación de los servicios ferroviarios en la Red Ferroviaria Nacional.

"Este decreto insta a priorizar la seguridad operativa del sistema ferroviario y exige a las empresas del sector implementar una priorización de las necesidades más urgentes en materia de infraestructura, así como las contrataciones necesarias para revertir la situación de emergencia vigente", indicaron desde Transporte.

El comunicado oficial subrayó que "la medida tiene por objetivo orientar el destino de los fondos públicos asignados para maximizar las inversiones y los recursos empleados en la prestación de un servicio ferroviario en condiciones de eficiencia y seguridad".

"Para lograr dichos objetivos, y aún ante las dificultades económicas que atraviesa el país, se ha dispuesto un refuerzo presupuestario para recuperar el sistema ferroviario", añadió la Secretaría.

El decreto designa a la Secretaría de Transporte como autoridad de aplicación de la emergencia ferroviaria, la cual deberá elaborar un plan de acción en un plazo de 15 días, con las medidas indispensables y urgentes a tomar.

Para ello, las empresas ferroviarias que dependen de la Secretaría de Transporte deberán, en sus propuestas, realizar un esquema de priorización de obras, trabajos, capacitaciones y contrataciones, detallando una breve descripción de las mismas, plazo de ejecución, estimaciones presupuestarias, factibilidad de fuentes de financiamiento, condiciones de mantenimiento y seguridad.

Asimismo, se indicó que, de ser necesario, se deberán realizar "las adecuaciones de las condiciones laborales de sus trabajadores mediante negociaciones con las representaciones sindicales".

Temas de esta nota