Solsticio de invierno: ¿por qué hoy será el día más corto del año?

Este evento astronómico da el paso a la estación del año más fría en el hemisferio sur; ¿cuándo empieza en la Argentina?
jueves 20 de junio de 2024
El solsticio de invierno de este 2024 se dará este jueves 20 de junio
El solsticio de invierno de este 2024 se dará este jueves 20 de junio

El pase de otoño a invierno cae en fechas distintas, según el año; por eso, el solsticio de invierno es uno de los eventos astronómicos más esperados y se produce el día más corto y la noche más larga del año. De esta forma, se da el paso entre el otoño y la estación más fría del año en el hemisferio sur.

La palabra, originaria del latín, significa “el sol se detiene”. En ese sentido, muchos tratan de encontrar la explicación a este fenómeno que se da dos veces en el año.

De acuerdo al Servicio de Hidrografía Naval este 2024 el solsticio de invierno ocurre el jueves 20 de junio a las 17.51. A partir de ese horario, empezará el atardecer y la noche se prolongará hasta las 8.00 del día siguiente.

De esa forma, termina oficialmente el otoño en nuestro país, aunque las bajas temperaturas de mayo hacen a muchos pensar que esta estación se adelantó el invierno en gran parte del territorio. Según confirmaron desde el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), las zonas donde es más probable que el invierno sea con temperaturas inferiores a las normales son mucho más amplias: incluye a la región pampeana, sur del litoral y gran parte de Patagonia. En tanto, el sur de Patagonia, Cuyo y las provincias del norte central muestran una mayor tendencia a tener un invierno normal, siempre según el valor promedio de las temperaturas.

¿Qué es un solsticio y por qué hoy es el día más corto del año?

Un solsticio se produce como resultado de la inclinación del eje norte-sur de la Tierra. Esta posición de 23,4 grados hacia el Sol hace que la luz solar alcance de manera distinta a las diferentes regiones del planeta durante la órbita de la Tierra. La inclinación del eje de este planeta provoca entonces que se generen distintas estaciones en distintas partes del mundo.

Por eso, mientras que el hemisferio sur experimenta el paso del otoño al invierno, el Norte se encuentra con el fin de la primavera y el inicio del verano. En consecuencia, cuando en un hemisferio es el día más corto y la noche más larga del año, en el otro ocurre lo contrario: se vive el día más largo y la noche más corta.

Cabe resaltar que los solsticios se generan en el punto mínimo o máximo de proximidad entre un hemisferio de la Tierra y el Sol. En esos momentos, el astro alcanza su máxima declinación norte y su máxima declinación sur, siempre tomando como referencia a la línea del Ecuador.

Esto ocurre dos veces al año, en junio y en diciembre, y así marca el inicio del invierno y el verano, respectivamente. Cuando se da el punto mínimo de proximidad entre un hemisferio de la Tierra y el sol, en esa región se pasa al invierno y se vive el día más corto del año; mientras que cuando se produce el punto máximo de proximidad, se da inicio al verano y se genera el día más largo.

En esta ocasión, desde la Argentina se empieza a sentir más el frío en esta época del año. Gracias a la lejanía del Sol respecto al hemisferio sur, se disminuye la temperatura media y hay menos cantidad de horas de luz solar sobre esa porción del planeta. Es por ello que se considera al solsticio de invierno y a toda la temporada invernal como la etapa del año con días más cortos y noches más largas. Sin embargo, a partir de este evento las noches se empiezan a acortar lentamente hasta llegar al siguiente solsticio de verano, por el cual se vive el día más extenso.